sábado, 21 de julio de 2018

Las moradas de la Casa del Padre


Para hoy os invito a leer:

- Algunos comentarios espíritas ante las funciones cerebrales
-La Ciencia y el Espíritu
- Las moradas de la Casa del Padre                 
-¿Conserva el hombre, en sus distintas encarnaciones, rasgos físicos de sus vidas anteriores?





                                                         ******************************
                             
      

   ALGUNOS COMENTARIOS ESPIRITAS  ANTE LAS FUNCIONES CEREBRALES

En los últimos años, la neurociencia  sufrió una explosión en el campo de la investigación. Cada día, surgen nuevas técnicas,  como  escaneres cerebrales, que pueden fotografiar instantáneamente el flujo sanguíneo del órgano. “Todas las innovaciones ayudarán  a revelar la organización del cerebro  con detalles.” (1) 

Nuestro cerebro representa apenas el 2% del peso total  del cuerpo  pero posee, según investigaciones actuales, aproximadamente, 100 billones de neuronas [células nerviosas cerebrales]. Siendo que, alguna de sus partes, para realizar sus funciones, aglomera hasta 5 millones de neuronas de una sola vez y es capaz de producir cerca de 1.000 trillones de conexiones.  

Como  las neuronas están en actividad permanente, el consumo de energía es grande, motivo por el cual consume 20% de oxigeno diario, necesario para el cuerpo físico. Se sabe, hoy, que el cerebro contiene 78% de agua, 10% de grasa, 8% de proteína, 1% de carbohidratos, 1% de sal y 2% de otros componentes. En el cerebro, en el cortex, se encuentran “los centros  de visión, de audición, del tacto, del olfato, del gusto, de la palabra hablada y escrita, de la memoria y de los múltiples automatismos en conexión con los mecanismos de la mente, configurando los poderes  de la memoria profunda,  del discernimiento, del análisis, de la reflexión, del entendimiento y de los múltiples valores morales  de los que el ser  se enriquece en el trabajo de la propia sublimación.” (2)

   Los neurocientificos   ya no tienen  miedo de hablar, públicamente, sobre la conciencia y como el cerebro produce la mente. Según investigadores, la experiencia espiritual de las personas puede ser explicada por la “ausencia” de actividad en una de las regiones del cerebro, más especialmente en el lóbulo parietal derecho, donde se procesan las preferencias  y gustos personales y donde se “reconocen las habilidades y los intereses amorosos de  la persona, por lo  tanto, responsable por la  afirmación de la identidad individual, según Brick Johnstone, de la Universidad de Missouri – EUA.” (3)

Cámeron Mott, de nueve años de edad, pasó a ser sometida  a una compleja cirugía del cerebro; obtuvo el alta un mes después  de la  intervención en el hospital de la Universidad Johns Hopkins. La niña tuvo  casi el 50% del cerebro removido por orden médica (4). Las  únicas secuelas fueron una “pequeña debilidad” en los movimientos y la pérdida de la visión periférica. Su recuperación sorprendió a los médicos  y familiares  y contradijo  a la literatura médica. Actualmente la niña  ya ha conseguido  correr y brincar  y hacer planes para el futuro. ¡Quiere ser bailarina!
Mott era portadora de síndrome de Rosmasen, dolencia  que venía afectando  el lado derecho de su cerebro desde hacia seis años, causando convulsiones violentas. En  opinión médica, solo podrían ser evitadas  las secuelas más agudas  mediante la eliminación  de la mitad del cerebro de la paciente. Según los cirujanos, la recuperación de Cámeron ilustra una situación rarísima en la que el cerebro promueve una “configuración”. Tal como ocurrió con Michelle Mack, de 37 años. Nacida  con la mitad del cerebro solamente, Michelle habla normalmente.  El lado derecho de su cerebro se “reconfiguró” para asumir las funciones  típicas del lado izquierdo. Sin embargo,  en su caso las secuelas fueron más acentuadas. Mack tiene dificultades en la comprensión de conceptos abstractos y se pierde fácilmente en lugares  con los cuales no tiene ninguna familiaridad. Sin embargo nuestra experiencia  en el mundo nos condiciona de muchas maneras, el cerebro, sin duda, posee una capacidad espantosa  para configurarse de  acuerdo con la información que recibe de fuera.
Actualmente se llegó a la conclusión de que la función cerebral más básica es mantener el resto del cuerpo físico vivo. Los procesos envueltos en esa tarea, entretanto, son extremamente  complejos. El cerebro presenta 38 tipos de enzimas (neurotransmisores)  tales como: dopamina, serotonina, endorfina,  adrenalina etc., además de tantas otras funciones vitales. El cerebro  humano se constituye  en un verdadero marco complejo de innumerables reacciones de variada naturaleza bioquímicas, electroquímicas y magnéticas. Y por esto tan complejo y tan importante, muchos materialistas del pasado defendían la tesis de que los pensamientos  venían del cerebro. Si preguntásemos a un materialista  lo que es la mente, el respondería ciertamente  que la mente es responsable  por los pensamientos. ¿Pero será solo eso? vamos a razonar como nos sugiere  el buen sentido espirita. Si los pensamientos  vienen de la mente,  entonces la mente piensa! Si la mente piensa, la mente es pensante. Si es pensante, ella razona, o sea, es inteligente. Ahora, “la inteligencia es un atributo del Espíritu.” (5)
Mientras intentan explicar (solo por los fenómenos físicos), por la práctica de los Neurologistas, toda clase de fenómenos intelectuales y hasta “espirituales”, a través de las acciones  combinadas  del sistema nervioso; y,  en que pese a la Ciencia  ha demostrado certezas irrefutables, como, por ejemplo,  la de que una lesión orgánica hace cesar la manifestación que le corresponde,  y que la destrucción de una red nerviosa hace desaparecer una facultad, ella, sin embargo, está infinitamente limitada para explicar  los fenómenos del espíritu. En razón de semejante situación, no podemos apartar la verdad de la influencia de orden espiritual  e invisible en el cerebro.
El cerebro es el medio que expresa la inteligencia en el mundo material. Por eso, la mayoría de los estudiosos de la mente hacen de la inteligencia un atributo del cerebro. Hay una diferenciación, significativa entre la investigación académica  con  bies, nítidamente mecanicista, y la ciencia espirita, pues, mientras  la ciencia humana  hace del cerebro el excretor de la inteligencia, la ciencia espirita hace del cerebro un instrumento del espíritu, que es el ser inteligente individualizado. El cerebro se asemeja  a un complicado laboratorio “donde el espíritu, prodigioso alquimista efectúa inimaginables  asociaciones atómicas    y moleculares, necesarias  para las exteriorizaciones inteligentes.” (6)

Los nervios, en la zona motora y lobos frontales, del cuerpo carnal, traducen impulsividad, experiencia  y nociones superiores del alma, y constituyen campos de fijación de la mente encarnada o desencarnada. “Para que nuestra mente  prosiga en la dirección de lo alto, es indispensable que se equilibre, valiéndose de las conquistas pasadas,  para orientar los  servicios presentes, y amparándose, al mismo tiempo, en la esperanza que fluye, cristalina y bella, de la fuente superior de idealismo elevado; a través de esa fuente, ella puede captar, del plano divino, las energías restauradoras, construyendo así el futuro santificante.” (7)

“Los órganos son los instrumentos de la manifestación, de las facultades del alma, manifestación que se halla subordinada al desenvolvimiento y al grado de perfección de los órganos, como la excelencia de un trabajo  o está la herramienta  propia  a su ejecución.” (8) “Encarnado, el Espíritu trae ciertas predisposiciones  y,  si se admite  que a cada uno corresponde en el cerebro un órgano, el desenvolvimiento de esos órganos será efecto y no causa. Si en los órganos estuviese el principio de las facultades, el hombre seria una maquina sin libre albedrio y sin responsabilidad de sus actos”. (9) se percibe por las instrucciones de los espíritus  que la causa de los impulsos cerebrales que llevan al individuo a realizar un acto  o pensamiento reside en el espíritu. El periespiritu, en interacción con el cerebro y el sistema nervioso, esencia de la vida, y su manifestación en el mundo material, o cuerpo físico.

El Codificador busca de los Espíritus la justificación de la relación entre los órganos cerebrales  y las facultades morales e intelectuales  (del espíritu), y de ellos recibe esta magnífica explicación: “No confundáis el efecto con la causa. El Espíritu dispone  siempre de las facultades que le son propias. Ora, no son los órganos los que dan las facultades, y si estas las que impulsan  el desenvolvimiento de los órganos”. (10)

Cuando sean descubiertas tecnologías  mucho más sofisticadas, que nos posibiliten un examen profundo de la estructura funcional del periespiritu, la medicina se transformará radicalmente. Los hospitales, poseyendo instrumentos de altísima resolución, mucho más allá de aquellos que existen hoy, harán que los diagnósticos sean, inequívocamente, precisos , lo que posibilitará la cura real de las dolencias. Los profesionales de la salud trabajaran mucho más de forma preventiva, evitando, así,  por ejemplo, las intervenciones quirúrgicas alargadas, invasivas, realizadas, abusivamente,  en los actuales días. Los médicos tendrán la oportunidad de conocer, con detalles, la estructura tridimensional del cuerpo periespiritual, comprendiendo mejor el modo como se imbrican las complejas estructuras  del psicosoma, en las llamadas sinergias, para mejor auxiliar  en la terapia  y manutención del psicosoma, en las llamadas sinergias, para auxiliar mejor en la terapia y manutención de la salud mentó-física-espiritual de sus pacientes.
    Jorge Hessen

                                            ***************************



                                                                               

                                LA CIENCIA Y EL ESPIRITU

    La grandiosidad de los conceptos filosóficos que  se desprenden de la Reencarnación y del Espiritismo que la apoya y sostiene, está precisamente en   que  esta idea está respaldada por investigaciones de carácter científico, que las han confirmado alguna vez, aunque la propia  ciencia oficial de carácter ateo y materialista las ha  preferido ignorar.
    Asimismo  el desconocimiento de lo  trascendente  originado por las religiones dogmáticas occidentales que  han tenido durante la Historia  buen cuidado en ocultarla por mantener intereses mundanos que se apoyaban en sus postulados de carácter político o religioso y estos  chocaban frontalmente con lo que nos muestra  esta idea  que acompañó a la Humanidad  desde sus orígenes, hacen que en general sea una realidad poco conocida y poco tomada en serio, como si de una superstición  o dogma oriental más se tratara

Cabría preguntarse: ¿ Alguna vez la Ciencia ha intentado comprobar la existencia del Espíritu?
   En efecto, han sido muchos los investigadores y hombres de Ciencia que han enfocado sus estudios y esfuerzos al esclarecimiento de este asunto.
Durante décadas pasadas, la Parapsicología ha estudiado e investigado los fenómenos Psi-Theta, recurriendo al nombre de  la última letra griega, que es la inicial de Thanatos, y significa muerte, para englobar bajo este epígrafe las manifestaciones paranormales que sugieren la presunta intervención de un Ser humano después de  la muerte, o sea, de su Espíritu.
     Hay científicos que por desconocimiento de las leyes Cósmicas  no físicas, de las que estamos  afectados todos los humanos, se vuelven dogmáticos acogiéndose ciegamente a los postulados  de la Ciencia oficial  que recibieron en la Universidad, no siendo capaces de salirse ni un ápice de ellos intentando llegar a un paso más allá de los mismos por temor a sufrir burlas o un desprestigio profesional, o a ser  tildados de anticientíficos o de charlatanes.
     Los seres humanos, tantas veces engañados, nos hemos vuelto desconfiados y escépticos; de otra parte es de señalar que lo nuevo y desconocido asusta, pues suele  trastornar anteriores verdades adquiridas y fijadas como dogmas inamovibles, y los científicos nunca han sido una excepción, haciendo gala de un orgullo que les dificulta reconocer errores anteriores o admitir nuevas verdades que pongan en entredicho sus postulados científicos; además eso de la espiritualidad y lo paranormal, parece ser que en nuestra sociedad materialista y pragmática, ya no se lleva  y claro está, a casi nadie le apetece nadar contra corriente. Esto no es de ahora, puesto que no sucede por ningún principio científico, sino que es propio de los seres humanos de todas las épocas, solo basta que recordemos lo que sucedió con Galileo, Giordano Bruno, etc.
     Sin embargo cada vez más, van aumentando los que como los salmónidos en el río,  se atreven a nadar contra corriente, rompiendo si es necesario esas barreras dogmáticas, cuando  se atreven a investigar seriamente y por encima de todo, en busca de la verdad, ciertos cuadros clínicos o psiquiátricos y a veces ciertos fenómenos, cuyas causas  transcienden a la materia.
     No existen pruebas totalmente objetivas para la Ciencia, sobre la supervivencia del Ser después de la muerte porque el Espíritu no es nada material, tangible o maleable, que se pueda medir, pesar, o someter a pruebas de laboratorio como si fuese un elemento físico de cualquier clase.  El Ser espiritual es algo tan inmaterial como real, por lo que no es un elemento analizable en laboratorio humano alguno, y  aun encima, para aumentar aún más las dificultades y hacer dudar de sus intentos de comprobación  al investigador  que se atreva con ello, los que lo intentan saben que se enfrentan en este campo de investigación, a algo que además de inmaterial, demuestra una existencia de ser vivo, aunque invisible e intangible, pero muchas veces acredita tener una  inteligencia y una  voluntad propias.
    De todos modos,  en ocasiones se han obtenido por ciertos "científicos-héroes", algunas evidencias de carácter científico, que  aunque se les pueda calificar como subjetivas, otorgan una completa seguridad a quien las experimenta, porque después del primer impacto de sorpresa que causa un fenómeno, hacen que la mente analítica se ponga a funcionar y despierte en nosotros una inquietud ante estas realidades extraordinarias  pero evidentes, que así se presentan.
   Los fenómenos paranormales, cuando se han manifestado, constituyen pruebas innegables, aunque  se tilden de subjetivas, sobre la existencia y supervivencia del Espíritu humano y su reencarnación, y estas se pueden aceptar con el mismo derecho que se aceptan otra clase de pruebas, como las filosóficas, las históricas o las de jurisprudencia, que en cualquier caso, se podrán admitir o no, porque no ofrecen una posible comprobación experimental.
   Aunque se pueda considerar como subjetiva la demostración científica de la existencia del Alma o Cuerpo fluídico, este concepto y su inmortalidad dejan de ser una creencia apoyada en la fe, o en un simple dogma indemostrable, para confirmarse a través de la mediumnidad y de experiencias comprobadas y reconocidas por hombres y mujeres de Ciencia de diversos países.
- Jose Luis Martín-

“La supuesta memoria de una vida anterior es viva,  entre los dos y tres años de edad del niño. Después va decayendo hasta desaparecer, excepto si se estimula con frecuencia”.
                                       - Dr. Benerjee -

                                             ************************

       

                     


   LAS MORADAS DE LA CASA DEL PADRE

Para intentar aclarar el porqué de infinidad de circunstancias que se nos presentan en la vida diaria, vamos a comentar los diferentes mundos en los que el espíritu tiene que vivir como persona. 

Los mundos son creados para que el espíritu pueda aprender a través de las experiencias que realiza con la materia, como la lucha en la vida diaria, los problemas que se nos presentan de continuo, el trabajo, el trato con las personas, las corrientes ideológicas, etc., son sus primeras lecciones espirituales. O sea, los mundos físicos son, ante todo, escuelas de perfeccionamiento espiritual y el primer curso de estas escuelas, es destinado a aprender qué es el Amor. Hasta que los espíritus encarnados no aprendan a vivir teniendo por fundamento en sus actos de cada día “el amor que predicó Jesús”, no pasarán a formar parte de las humanidades que pueblan otros mundos más avanzados en donde todo es armonía y felicidad. 
¿Qué hay que entender por Amor? La emoción de amor, es el tronco del cual, como ramas, parten todas las virtudes. La honradez, la sinceridad, la bondad, la misericordia, la humildad, la sencillez, etc., son aspectos del Amor. 
Los mundos, como cualquier otra cosa en el Universo, también progresan; todo tiende a perfeccionarse, de ahí que existan mundos hostiles, planetas inhóspitos y primarios, y planetas paradisíacos. Los mundos pueden dividirse por su grado de perfeccionamiento en cinco clases, que son: Mundos primitivos, mundos de expiación y prueba, mundos de Regeneración, mundos Felices y mundos Divinos o Espirituales. 

Sebastián de Arauco.

                                                       *********************************



                                                            

¿Conserva el hombre, en sus distintas encarnaciones, rasgos físicos del carácter de sus vidas precedentes? 

- El cuerpo anterior es destruido y el nuevo no tiene ninguna relación con aquél. Sin embargo, el Espíritu se refleja en el cuerpo. Por cierto que el cuerpo sólo constituye materia, pero pese a ello es modelado de acuerdo con las cualidades del Espíritu, quien le imprime cierto carácter, en modo especial en el semblante, y con razón se ha dicho que los ojos son el espejo del alma. Esto es, que el rostro refleja con más particularidad al alma. Porque una persona excesivamente fea puede tener, sin embargo, algo que agrade cuando su cuerpo es la envoltura de un Espíritu bondadoso, sabio y humanitario, mientras que hay rostros muy bellos que no te hacen sentir nada y por los cuales incluso experimentas repulsión. 
EL LIBRO DE LOS ESPÍRITUS 
ALLAN KARDEC 

Comentario, El mensaje de los espíritus es muy esclarecedor, y mas sabiendo que todo se encadena de existencia en existencia, no obstante la belleza del alma en nada esta reñida con la belleza del cuerpo, la materia se destruye, pero el espíritu virtuoso es bello para siempre como luz de estrella.
- Marco Antuan-

                                                           ****************************


martes, 17 de julio de 2018

Propiedades de la materia


Lecturas recomendadas para hoy:

- Amor es darse todo
- El Alma humana
- No pierda.
-Panteísmo




                 ******

       


      AMOR ES DARSE TODO 
   

El hombre estaba tras el mostrador, mirando la calle distraídamente.
Una niñita se aproximó al negocio y apretó la naricita contra el vidrio de la vitrina. Los ojos de color del cielo brillaban cuando vio un determinado objeto. Entró en el negocio y
pidió para ver el collar de turquesa azul.
– “Es para mi hermana. ¿Puede hacer un paquete bien bonito?”. -dijo ella.
El dueño del negocio miró desconfiado a la niñita y le preguntó:
-¿Cuánto dinero tienes?
Sin dudar, sacó del bolsillo de su ropa un pañuelo todo atadito y fue deshaciendo los nudos.
Los colocó sobre el mostrador y dijo feliz:
– “¿Esto alcanza?”.
Eran apenas algunas monedas las que exhibía orgullosa.
– “¿Sabe?, quiero dar este regalo a mi hermana mayor. Desde que murió nuestra madre, ella cuida de nosotros y no tiene tiempo para ella. Es su cumpleaños y estoy segura que quedará feliz con el collar que es del color de sus ojos”
El hombre fue para la trastienda, colocó el collar en un estuche, lo envolvió con un vistoso papel rojo e hizo un trabajado lazo con una cinta verde.
– “Tome, dijo a la niña. Llévelo con cuidado”.
Ella salió feliz, corriendo y saltando calle abajo.
Aún no acababa el día, cuando una linda joven entró en el negocio. Colocó sobre el mostrador el ya conocido envoltorio deshecho e indagó: 
– ¿Este collar fue comprado aquí? “¿Cuánto costó?
–  “Ah!”, – habló el dueño del negocio. “El precio de cualquier producto de mi tienda es siempre un asunto confidencial entre el vendedor y el cliente”.
–  La joven exclamó:  “Pero mi hermana tenía solamente algunas monedas. El collar es verdadero, ¿no? Ella no tendría dinero para pagarlo”.
El hombre tomó el estuche, rehizo el envoltorio con extremo cariño, colocó la cinta y lo devolvió a la joven y le dijo:
– “Ella pagó el precio más alto que cualquier persona puede pagar: ELLA DIO TODO LO QUE TENÍA”.
El silencio llenó la pequeña tienda y dos lágrimas rodaron por la faz emocionada de la joven en cuanto sus manos tomaban el pequeño envoltorio.
La verdadera donación es darse por entero, sin restricciones. La gratitud de quien ama no conoce límites para los gestos de ternura. Agradece siempre, pero no esperes el reconocimiento de nadie.  Gratitud con amor no sólo reanima a quien recibe, reconforta a quien ofrece.

- Redacción de Amor, Paz y Caridad-


                                                    *****************************


                                                       



                   EL ALMA HUMANA. 


Gabriel Delanne.
El ser pensante, no es una resultante del organismo; puesto que persiste después de la desagregación del cuerpo, probando que sus facultades se han conservado intactas, por cuyo motivo se demuestra que eran independientes de la envoltura carnal. Mas, ¿de qué manera se nos puede revelar, careciendo de instrumentos para obrar sobre el mundo físico? Esta cuestión es muy seria, habiendo sido en gran parte la causa determinante de la incredulidad general con que ha sido juzgado el Espiritismo desde sus primeros pasos. Sin embargo, los mismos espíritus se encargaron de contestar a la pregunta que acabamos de formular. Pretenden tener un cuerpo etéreo, tan real, a su manera, como lo es para nosotros el cuerpo físico. Esta envoltura del alma no es una idea nueva, toda vez que fue conocida en la antigüedad más remota. Es el Linga Sahrira de los hindúes, el cuerpo espiritual de San Pablo, el cuerpo aromal de Fourrier, el cuerpo astral de los ocultistas y el periespíritu de los espiritistas franceses. 
Semejante cuerpo, ¿existe en realidad? Así parece perfectamente establecido por el testimonio de los espíritus, por la afirmación de los sonámbulos y de los médiums videntes, y por los fenómenos de la fotografía espírita y de los moldes de formas materializadas. 
Creo necesario establecer: 
1º Que el alma humana se halla revestida, durante su paso por la, Tierra, de una envoltura invisible llamada peri-espíritu, palabra que procede de  peri = alrededor y de spíritus = espíritu. 
2º Que después de la muerte, esta envoltura no se destruye. 
3º Que el estudio de las propiedades de este cuerpo espiritual, obliga a concluir que el alma preexiste al nacimiento. 
   "Marchando el Espiritismo con el progreso, jamás se desbordará, porque si nuevos descubrimientos le enseñan, que se halla en un error respecto a un punto, se modificará en este punto; y si un nuevo descubrimiento aparece, lo aceptará.» Allan Kardec. 
                                                 **********************




                                         
                                                         

                                            NO PIERDA

 No pierda la esperanza
 Hay millones de personas aguardando los recursos de que usted ya dispone.

  No pierda el buen humor.
  En cualquier acceso de irritación, hay siempre un pequeño suicidio en el campo de sus fuerzas.

  No pierda la tolerancia.
  Es mucha gente la que le tolera a usted en aquello que usted aún tiene de indeseable.

  No pierda la serenidad.
  El problema puede  no ser así tan difícil como usted piensa.

  No pierda la humildad.
  Más allá de la planicie, surge la montaña, y después de la montaña, aparece el horizonte infinito.

  No pierda el estudio.
  La propia muerte es una lección.

  No pierda la oportunidad de servir a los semejantes.
  Hoy o mañana usted necesitará del concurso ajeno.

  No pierda tiempo.
  Los días vuelven, pero los minutos son otros.

  No pierda la paciencia.
  Recuerde la paciencia inagotable de Dios.

-
  André Luiz ( Espíritu)-
- Médium: Francisco Cándido Xavier,
  Tomado del libro Camino Espírita
- (Aportado por el Grupo Espírita Os Mensageiros.

                                                     ***************************



                             

                     
         PROPIEDADES DE LA MATERIA 

29 – La ponderabilidad, ¿es un atributo esencial de la materia? 
– De la materia tal como la entendéis vosotros, sí; pero no de la materia considerada como fluido universal. La materia etérea y sutil que forma ese fluido es imponderable para vosotros y no por eso deja de ser el principio de vuestra materia pesada. 
La gravedad es una propiedad relativa; fuera de las esferas de atracción de los mundos, no existe peso, del mismo modo que no hay alto ni bajo. 
30 – ¿Está formada la materia de uno o de varios elementos? 
– De un solo elemento primitivo. Los cuerpos que consideráis como simples, no son verdaderos elementos, sino transformaciones de la materia primitiva. 
31 – ¿De donde provienen las diferentes propiedades de la materia? 
– Son modificaciones que sufren las moléculas elementales por su unión y en ciertas circunstancias. 
32 – Entonces, los sabores, los olores, los colores, el sonido, las cualidades venenosas o curativas de los cuerpos ¿no serían más que modificaciones de una misma y única substancia primitiva? 
– Sí, sin duda y sólo existen por la disposición de los órganos destinados a percibirlos. 
Este principio queda demostrado por el hecho de que no todos perciben las cualidades de los cuerpos del mismo modo; uno encuentra agradable al gusto lo que otro encuentra malo, algunos ven azul lo que aquéllos ven encarnado y lo que es venenoso para unos, es inofensivo o curativo para otros. 
33 – ¿Es susceptible la misma materia elemental de recibir todas las modificaciones y de adquirir todas las propiedades? – Sí, y eso es lo que debe entenderse cuando decimos que todo está en todo. (1). 
El oxígeno, el hidrógeno, el nitrógeno, el carbono y todos los cuerpos que catalogamos como simples, no son más que modificaciones de una sustancia primitiva. Dada la imposibilidad en la que nos encontramos hasta ahora de remontarnos de otra manera que por el pensamiento, a esa materia primitiva, esos cuerpos son para nosotros verdaderos elementos y podemos, sin mayores consecuencias, considerarlos como tales hasta nueva orden. 
– Esta teoría parece dar la razón al parecer de los que no admiten en la materia sino dos propiedades esenciales: la fuerza y el movimiento y que piensan que todas las otras propiedades no son más que efectos secundarios que varían según la intensidad de la fuerza y la dirección del movimiento. 
– Esta opinión es exacta. Es necesario añadir también: según la disposición de las moléculas, como ves, por ejemplo, en un cuerpo opaco que puede hacerse transparente y viceversa. 
Así, el agua, que se forma de una parte de oxígeno y dos de hidrógeno, se hace corrosiva, si se duplica la proporción de oxígeno. Una transformación análoga puede producirse por medio de la acción magnética dirigida por la voluntad. 
34 – ¿Tienen las moléculas una forma determinada? 
– Sin duda, las moléculas tienen una forma determinada, pero que no es apreciable para vosotros. 
– ¿Es constante o variable esta forma? 
– Constante en las moléculas elementales primitivas, pero variable en las moléculas secundarias que no son más que aglomeraciones de las primeras; porque lo que llamáis molécula está aún muy distante de la molécula elemental. 

EL LIBRO DE LOS ESPÍRITUS. ALLAN KARDEC.
                                                               **********************




viernes, 13 de julio de 2018

La Ciencia y el Espíritu


Sumario de temas para hoy:

 -Amuletos, Medallas y Talismanes
 -Creacionismo vs Evolucionismo
 - ¿La Verdad es relativa ?
 - La Ciencia y el Espíritu






                                                        ***********************






                     AMULETOS, MEDALLAS Y TALISMANES
                                                       
Ciertos objetos, como medallas y talismanes, ¿poseen la propiedad de atraer o de rechazar a los Espíritus, según pretenden algunas personas? 

“Esta pregunta no tiene sentido, porque bien sabéis que la materia no ejerce ninguna acción sobre los Espíritus.- Tened la convicción de que un Espíritu bueno jamás aconsejará semejantes absurdos.. La virtud de los talismanes, sea cual fuere su naturaleza, nunca existió, salvo en la imaginación de las personas crédulas.” 
EL LIBRO DE LOS MEDIUMS 
ALLAN KARDEC 


                                             *******************************






  CREACIONISMO VS. EVOLUCIONISMO
Camilo Flammarión
Zoom 75%

La cuestión del origen del hombre, es sin duda alguna, la más interesante, la de mayor importancia, de todas cuantas cautivan nuestra atención.
El hombre fue creado por la  voluntad directa de un dios, en virtud de un milagro; o el hombre desciende de los animales que la han precedido, en la evolución de la naturaleza.
Estas son las únicas hipótesis posibles, no puede haber una tercera.
La primera implica el milagro y el origen sobrenatural, no sólo del hombre, sino también de todos los animales, de todas las plantas y todos los minerales. Todos los seres vivos debieron nacer adultos y ya en condiciones convenientes para poderse nutrir y reproducirse.
La segunda es el producto de la deducción científica. Todas las especies se han formado de un modo natural, derivando unas de otras.
¿Cuál es el medio para conocer la verdad?
1º) Tener el espíritu libre
2º) Observar lo que sucede en la naturaleza.

Examinemos, pues al hombre con la más completa independencia e imparcialidad.
Empecemos por su vida embrionaria. En el comienzo de su vida embrionaria, el hombre es una simple célula. El ovario humano es esencialmente parecido al de los demás mamíferos.
Es imposible reconocer en el primer estado distinción alguna entre el embrión del hombre y algunos mamíferos, pájaros o reptiles. En las primeras semanas de su vida embrionaria, el hombre pasa sucesivamente, por las principales especies animales, que existen hoy en día.
El embrión  de un niño en la cuarta semana, y los de un perro en la misma edad, de una tortuga de igual fecha o de un polluelo de cuatro días, se parecen hasta el punto de poderlos confundir.
La misma naturaleza responde la pregunta, con nuestra embriogenia actual. Pero cuando ya estamos enteramente formados, aún nos restan órganos rudimentarios o atrofiados que nos son totalmente inútiles y que no pueden ser sino un legado de nuestros antecesores.
En lo anterior se encuentran el vello que cubre nuestro cuerpo, los músculos de la oreja, con los cuales no logramos mover nada, mientras los animales si lo hacen. En el ángulo interno de nuestro ojo, hay un repliegue semilunar, que es el último vestigio del tercer párpado interno de algunos animales, como los pájaros, los reptiles, etc.
La cola de los monos la conservamos, aún durante dos meses, al principio de la vida embrionaria.
Todos estos órganos, son otras tantas pruebas, que establecen la verdad de la teoría de la descendencia, o transformació n natural.
Si el hombre o cualquier otro ser hubiese sido hecho  desde el principio, con un objeto determinado, si hubiesen sido llamados a la vida por un creador, la existencia de esos órganos no tendría ninguna razón de ser.
La teoría de la descendencia por el contrario, da  con mucha sencillez la explicación, y nos enseña que los órganos rudimentarios, son partes del cuerpo que, con el transcurso de los siglos, han quedado fuera de servicio.
Y a pesar de que nuevas adaptaciones los han hecho inútiles,  no por eso han dejado de trasmitirse, de generación en generación.
Todas las conclusiones confirmadas por la Geología y Paleontología, confirman que hay una progresión continua, de los organismos más sencillos a los más complicados.
Entre los diversos tipos de animales fósiles, se observa gradación sucesiva, como si alguna fuerza de organización se hubiera ingeniado para añadir, modificar y complicar incesantemente, llevando al infinito el número y variedad de las especies. Pero queda la huella del movimiento, y ¿no hereda acaso el niño, la facultad esencial del mono?
Hay algunos hombres que prefieren ser descendientes de un Adán perfecto, que haberse elevado desde el simio progenitor. Es cuestión de gusto…

Extractado de su obra:
“Noches de Luna”


Adaptación: Oswaldo E. Porras Dorta

                           *************************


                                              
         ¿ La Verdad es relativa?

                        


Un cuestionamiento común al estudioso del Espiritismo, es en cuanto a la verdad y su posible relatividad. Oímos sobre el asunto y las opiniones son diversas, algunos creyendo que sí y otros opinando que no. Al final, ¿la verdad es relativa?.
La respuesta no es dificil, pero tampoco es tan simple cuando tiene que ser presentada. Cuando indaguemos en fuentes seguras que nos puedan aclarar este interesante asunto y aprovechemos el precioso recurso de la reflexión, encontraremos la comprensión más acertada  para este tema.
La verdad ha sido motivo de discusión desde que el hombre se entendió como ser racional en busca de respuestas para comprender la vida y sus  manifestaciones. Filósofos, pensadores, educadores, científicos, religiosos y humanistas, han procurado descubrir el real sentido del vocablo verdad en la senda intrincada del descubrimiento del conocimiento universal.
El filósofo Rene Descartes, en su clásico Discurso del Método1, llegó a elaborar una metodología para la busca del conocimiento verdadero. En ese documento, el conocido filósofo acuñó la célebre frase: "Pienso, luego existo".
La razón de la existencia humana es encontrar la verdad. Pero, por cautela, los amigos espirituales recomendaron en la principal obra espírita:
Importa conocer que cada cosa viene a su tiempo. La verdad es como la luz: el hombre precisa habituarse a ella, poco a poco; de lo contrario, queda deslumbrado 2. (...)
Al desarrollar con criterio el contenido acerca del carácter de la revelación espírita, Kardec expuso: "La característica esencial de cualquier revelación tiene que ser verdad. Revelar un secreto es hacer conocido un hecho; si es falso, ya no es un hecho y, en consecuencia, no existen revelación 3. (...)"
Más adelante, el Codificador prosigue profundizando en la cuestión:
Lo que de nuevo enseñan los hombres, ya sea en orden físico, ya sea en orden filosófico, son revelaciones. Si Dios suscita reveladores para las verdades científicas, puede, con más razón, suscitarlos para las verdades morales, que constituyen elementos esenciales del progreso. Tales son los filósofos cuyas ideas atraviesan los siglos 4.
Pastorino, en su reconocida sabiduría como filósofo del Evangelio, ya en el Plano Espiritual, nos enseña que,
El conocimiento de la Verdad libera al ser human de las ilusiones y lo impulsa al crecimiento espiritual, multiplicándole las motivaciones en favor de la auto-iluminación, gracias a la cual se hace más fácil la ascensión a los planos celestiales 5.
El conocimiento de la verdad, entonces, es el destino de toda criatura que la ansía por el entendimiento sobre las principales cuestiones de la vida, que vienen preocupando al hombre durante el transcurso del proceso de su evolución antropomórfica: ¿ De dónde vengo?; o ¿Qué estoy haciendo en la  Tierra?; y ¿Para donde iré después de partir de aquí?. Son preguntas que las religiones, las ciencias y las filosofías, al intentar resolverlas, todavía no alcanzaron el éxito. Y para las cuales el Espiritismo tiene las elucidaciones precisas y satisfactorias para el espíritu científico y racional que  abunda en nuestra época.
Para acceder a estas informaciones, es imprescindible conocer los fundamentos básicos del Espiritismo, por la lectura y estudio de las obras que componen la Codificación Espírita. Luces de esclarecimiento y bálsamos de concuelo, son ofrecidos en esos preciosos libros y en otros complementarios, procedentes de la psicografía de Zilda Gama, Yvonne Pereira, Chico Xavier, Divaldo Franco, entre tantos otros colaboradores de Cristo en la evangelización de la Humanidad terrena.
*
En respuesta al cuestionamiento formulado al inicio de este texto, aclaramos que la verdad es absoluta. Gradual es la revelación de la verdad que es relativa para nuestra capacidad de comprenderla.
Así, es natural que, al centrarnos en  nuestra evolución moral e intelectual, presentaremos también mejores condiciones de entender y  aceptar la verdad, integrándonos en definitiva, a los propósitos divinos que las palabras de Jesús traducen con propiedad: "Conoceréis la verdad y la verdad os hará libres"6
Referencias:
1 DESCARTES, René. Discurso del método. 
2 KARDEC, Allan. El libro de los Espíritus. 
3 La Génesis: Los milagros y las predicciones según el Espiritismo. Cap. 1: Carácter de la revelación espírita, it. 3
5 FRANCO, Divaldo P. Impermanencia e inmortalidad. Por el Espíritu Carlos Torres Pastorino. 
6  Evangelio de Juan, 8: 32.

( Art. tomado de Verdad y Luz )

                                                          ************************






                                                                                  



                       LA CIENCIA Y EL ESPÍRITU





    La grandiosidad de los conceptos filosóficos que  se desprenden de la Reencarnación y del Espiritismo que la apoya y sostiene, está precisamente en  que  esta idea, aunque ignorada por las corrientes materialistas y ateas,  está respaldada por investigaciones de carácter científico, que las han confirmado alguna vez. 



    Asimismo  el desconocimiento de lo  trascendente  originado por las religiones dogmáticas occidentales que  han tenido durante la Historia  buen cuidado en ocultarla por mantener intereses mundanos que se apoyaban en sus postulados de carácter político o religioso y estos  chocaban frontalmente contra lo que nos muestra  esta idea  que acompañó a la Humanidad  desde sus orígenes, hacen que, en general, sea una realidad poco conocida y poco tomada en serio, como si de una superstición  o dogma  religioso  más se tratara



    Han sido muchos los investigadores y hombres de Ciencia que han enfocado sus estudios y esfuerzos al esclarecimiento de este asunto.

Durante décadas pasadas, la Parapsicología ha estudiado e investigado los fenómenos Psi-Theta, recurriendo al nombre de  la última letra griega, que es la inicial de Thanatos, y significa muerte, para englobar bajo este epígrafe las manifestaciones paranormales que sugieren una presunta intervención de un Ser humano después de  la muerte, o sea, de su Espíritu.



    Hay científicos que por desconocimiento de las leyes Cósmicas  no físicas, de las que estamos  afectados todos los humanos, se vuelven dogmáticos en sus conocimientos, acogiéndose ciegamente a los postulados  de la Ciencia oficial  que recibieron en la Universidad, no siendo capaces de salirse de ellos intentando llegar a un paso más allá de los mismos por temor a sufrir un desprestigio profesional, o incluso a ser  tildados de anticientíficos o de charlatanes.



    Los seres humanos, tantas veces engañados, nos hemos vuelto desconfiados y escépticos; de otra parte es de señalar que lo nuevo y desconocido asusta, pues suele  trastornar anteriores "verdades" adquiridas y fijadas como dogmas inamovibles, y los científicos nunca han sido una excepción, haciendo gala de un orgullo que les dificulta reconocer errores anteriores o admitir nuevas verdades que pongan en entredicho sus postulados científicos; además eso de la espiritualidad y lo paranormal, parece ser que en nuestra sociedad materialista y pragmática, ya no se lleva  y claro está, a casi nadie le apetece nadar contra corriente. Esto no es de ahora, puesto que no sucede por ningún principio científico, sino que es propio de los seres humanos de todas las épocas, solo basta que recordemos lo que sucedió con Galileo, Giordano Bruno, etc.

     Sin embargo cada vez más, van aumentando los que como los salmónidos en el río,  se atreven a nadar contra corriente, rompiendo si es necesario esas barreras dogmáticas, cuando  se atreven a investigar seriamente y por encima de todo, en busca de la verdad, ciertos cuadros clínicos o psiquiátricos y a veces ciertos fenómenos, cuyas causas  transcienden a la materia.

    No existen pruebas totalmente objetivas sobre la supervivencia del Ser después de la muerte porque el Espíritu no es nada material, tangible o maleable, que se pueda medir, pesar, o someter a pruebas de laboratorio como si fuese un elemento físico de cualquier clase.  El Ser espiritual es algo tan inmaterial como real, por lo que no es un elemento analizable en laboratorio humano alguno, y  encima, para aumentar aún más las dificultades y hacer dudar de sus intentos de comprobación   al investigador  que se atreva con ello, los que lo intentan saben que se enfrentan en este campo de investigación, a algo que además de ser inmaterial, demuestra una existencia real, de un ser vivo, aunque invisible e intangible, pero que muchas veces demuestra que  posee  inteligencia y una  voluntad propia.

    De todos modos,  en ocasiones se han obtenido por ciertos científicos-héroes, algunas evidencias de carácter científico, que  aunque se les pueda calificar como subjetivas, otorgan una completa seguridad a quien las experimenta, porque después del primer impacto de sorpresa que causa un fenómeno, hacen que la mente analítica se ponga a funcionar y despierte en nosotros una inquietud ante estas realidades extraordinarias  pero evidentes, que así se presentan. Los fenómenos paranormales constituyen pruebas innegables, aunque  se tilden de subjetivas, sobre la existencia y supervivencia del Espíritu humano y su reencarnación, y estas se pueden aceptar con el mismo derecho que se aceptan otra clase de pruebas, como las filosóficas, las históricas o las de jurisprudencia, que en cualquier caso, se podrán admitir o no, porque no ofrecen una posible comprobación experimental.

    Aunque se pueda considerar como subjetiva la demostración científica de la existencia del Alma o Cuerpo fluídico, este concepto y su inmortalidad dejan de ser una creencia apoyada en la fe, o en un simple dogma indemostrable, para confirmarse a través de la mediumnidad y de experiencias comprobadas y reconocidas por hombres y mujeres de Ciencia de diversos países.

- Jose Luis Martín-

                                                              **************
“La supuesta memoria de una vida anterior es viva,  entre los dos y tres años de edad del niño. Después va decayendo hasta desaparecer, excepto si se estimula con frecuencia”.
                                       - Dr. Benerjee -

                                     *****************