viernes, 19 de enero de 2018

Buenas semillas, buenos frutos



Hoy veremos :

-Espíritus  libres
-Organización de las sesiones espíritas
-Saludo matinal de vuestra amiga Merche
- Buenas semillas, buenos frutos
-


                                                    ***********************************
                                

                 ESPÍRITUS LIBRES 

Consideramos aquéllos ya más evolucionados que, no habiendo completado aún su ciclo de reencarnaciones en el planeta, no están sujetos a tiempo fijo para su vuelta al plano físico, siendo esta vuelta voluntaria, en cuanto a tiempo. 

    Podemos incluir en este grupo, esa legión de seres que ya vibrando en amor fraterno, continúan en el plano extrafísico cooperando en algunas de las múltiples tareas de socorro, estudio, ayuda y progreso que se realizan en los planos invisibles del espacio. 

    Porque, necesario es conocer qué, en el espacio hay una actividad realizadora y no ese paraíso de beatitud contemplativa y ociosa, que es, tal vez, la mayor ilusión de los principios teológicos, que oscurecen el sentido divino de la verdadera religión; ya que es contrario a la ley universal de progreso, que es acción. 

    Después de un tiempo, que varía mucho en cada caso y que puede ser entre unos cincuenta a quinientos años, estos seres sienten que una fuerza inexplicable presiona su mente hacia una nueva encarnación en el plano físico. Esta «fuerza», es una manifestación de la Ley de Evolución que presiona al Espíritu hacia su progreso, a ascender hacia la meta, creando una especie de inconformidad que le hace sentir, cada vez más intensamente, el deseo de volver a la Tierra, ya con una mayor capacitación, a continuar la obra dejada al morir o comenzar una obra nueva, o a redimir viejas deudas pendientes todavía por errores en el pasado remoto; dejando esos ambientes maravillosos, que por ley le corresponde disfrutar. 

    Entonces es, cuando planifica, en el espacio, su programa a realizar, y baja a la Tierra para escoger el lugar, ambiente, futuros padres, etc. A veces, estos últimos ya están esperándole, por compromisos hechos en el espacio, que como humanos no recuerdan. Pues, cuando ya se llega a cierto grado evolutivo, el ser encarnante puede hacer esta selección, y por ende es más responsable de los resultados. Y, para éstos, es indispensable una afinidad de sintonía psíquica de caracteres y tendencias, almas afines. De aquí las semejanzas, ya que los semejantes se atraen y generalmente siguen unidos a través de múltiples existencias en las edades. 

Sebastián de Arauco.

                                          *****************************





                                                           
         ORGANIZACIÓN DE LAS SESIONES 
                      ESPÍRITAS

Las ocupaciones de cada sesión pueden arreglarse del  modo que sigue: 

1º Lectura de las comunicaciones espiritistas obtenidas en la última sesión, puestas en limpio. 

2º Noticias diversas. – Correspondencia. – Lectura de las comunicaciones obtenidas fuera de las sesiones. – Relación de los hechos interesantes del Espiritismo. 

3º Trabajos de estudio – Dictados espontáneos. – Cuestiones diversas y problemas morales propuestos a los Espíritus. 

–Evocaciones. 

4º Conferencia – Examen crítico y analítico de las diversas comunicaciones. – Discusión sobre los diferentes puntos de la ciencia espiritista. 

347. Los grupos que empiezan tienen que pararse muchas veces por falta de médiums. Los médiums son seguramente uno de los elementos esenciales de las reuniones espiritistas, pero no son elementos indispensables, y no se tendría razón en creer que en defecto de ellos nada haya que hacer. Sin duda aquellos que no se reúnen, sino con el objeto de hacer experimentos, no pueden hacerlo sin médiums, como los músicos en un concierto, sin 
instrumentos; pero aquellos que llevan la mira de un estudio formal tienen mil motivos de ocupación tan útiles y provechosos, como si pudiesen obrar con los mismos. Además las reuniones que tienen médiums pueden accidentalmente encontrarse sin ellos y sería   enojoso que creyesen, en este caso, no tener que hacer otra cosa que retirarse. Los mismos Espíritus pueden, de tiempo en tiempo, dejarles en esta posición, con el fin de enseñarles a pasarse sin ellos. Diremos más; es necesario para aprovecharse de su 
enseñanza, consagrar algún tiempo en meditarla. Las sociedades científicas no siempre tienen los instrumentos de observación a la vista, y sin embargo encuentran objetos de discusión; en ausencia de poetas y oradores, las sociedades literarias, leen y comentan 
las obras de autores antiguos y modernos; las sociedades religiosas meditan sobre las Escrituras; las sociedades espiritistas deben hacer lo mismo, y sacarán un gran provecho para su adelantamiento, estableciendo conferencias en las cuales se lea y comente todo lo 
que pueda tener relación con el Espiritismo en pro o en contra. 

    De esta discusión en la que cada uno lleva el tributo de sus reflexiones, brotan rayos de la luz que pasan desapercibidos en la lectura individual. Al lado de estas obras especiales, los periódicos abundan de hechos, relaciones, acontecimientos, rasgos de virtudes o vicios que suscitan grandes problemas morales, que sólo el Espiritismo puede resolver, y éste es también un medio de probar que tiene relación con todos los ramos del orden social. 

    Aseguramos que una sociedad espiritista que organizase sus trabajos en este sentido, procurándose los materiales necesarios, no tendría bastante tiempo para las comunicaciones directas de los Espíritus; por lo que llamamos la atención sobre este punto de las reuniones verdaderamente formales, de aquellas que toman más empeño en instruirse que en buscar un pasatiempo. 

El libro de los médiums. Allan Kardec.

                       *******************


“(Espiritismo el consolador prometido por Jesús)”

                                                   

                   Saludo matinal de vuestra amiga Merche
Viernes, 20 de enero de 2018

Queridos amigos, hola buenos días, son muchos los que aun dudan de que  Jesús, es, el Camino, la Verdad y la Vida. Sin embargo observamos que  El, en los tiempos actuales,  ocupa un lugar muy importante en nuestros pensamientos, hay mucho sufrimiento y dolor por todas partes, y los hombres en su desesperación, no les queda más remedio que volver sus ojos para Dios y para Él, su representante en la Tierra.
Jesús no nos dijo todo lo que tenía que decir, porque no habría sido comprendido ni aun por sus apóstoles.
Las religiones fundadas en el Evangelio, no pueden, por tanto, decirse en posesión de la verdad, puesto que se ha  reservado completar ulteriormente sus instrucciones. Su principio de inmutabilidad es una protesta contra las palabras de Jesucristo.

Todas las nuevas verdades descubiertas, los grandes hombres que han venido a la Tierra como Jesús y otros, no han conseguido ejercer su misión en nuestro planeta sino con grandes sacrificios y después de una lucha terrible con el espíritu de ignorancia, que adolecen los hombres.
Jesús mantuvo una lucha incesante con el sistema que componía el espíritu de los hombres de aquella época, sus discípulos sufrieron grandes persecuciones, y los sabios de aquella época también mantuvieron grandes contrariedades.
Cada gesto de luz que vibra en las tinieblas agita a los ignorantes sistemáticos, así  como los rayos del sol alborotan a los murciélagos y las orugas que solo se complacen con la noche.
El progreso no se hace de una sola vez, viene gradualmente, presentándonos con sus generosas dadivas, nuevas perspectivas en la lucha, para que lejos de maldecir el dolor, busquemos la manera de a través de Él sepamos resarcir a la luz y conquistar la belleza del espíritu.
El Evangelio, código de moral de valor incomparable, en toda su pureza, como aseveran los Espíritus del Señor, en el pórtico de la Era Nueva, penetrará por fin, las almas, convirtiéndose en el Estatuto seguro e indiscutible para las Naciones y los hombres.
Allan Kardec al publicar el Evangelio Según el Espiritismo puso de manifiesto ante la religión oficial, las diversas corrientes espiritualistas y  reveló que el Saber Espirita es el fruto de la revelación más positiva de la Historia y que el Evangelio y Espiritismo se consustancian en una sola y esencial verdad.
El Espiritismos, el consolador ofrecido por Jesús, cuyas fuentes de sabiduría son inagotables, se afirmará paulatinamente con el mejor conocimiento que de él tengan los hombres y con la confirmación de sus principios por parte de la ciencia, la cual marcha sin pausa con ese rumbo. La Tercera Revelación, sistematizada por Kardec, es necesario que llegue al seno de la sociedad para que esta se oriente  sobre nuevas bases espirituales, filosóficas y religiosas. El hombre necesita del Amor y de la Justicia. Para ellos nada mejor  que la doctrina espiritual del Evangelio, vista a través del espiritismo.

Jesús anuncio bajo el nombre del Consolador y de Espíritu de Verdad al que debía enseñar todas las cosas y hacer recordar todo lo que Él había dicho. En el concepto de Jesús, el consolador es una doctrina soberanamente consoladora, cuyo inspirador debía ser el Espíritu de Verdad. No suprime nada del Evangelio, lo completa y lo esclarece por medio de las nuevas leyes que revela, unidas a las de la ciencia; hace comprender lo que era ininteligible y admitir  la posibilidad de lo que el escepticismo considera como inadmisible. He tenido sus precursores y sus profetas que han hecho presentir su advenimiento, y por su potencia moralizadora, prepara el reino del bien en la Tierra.
El Espiritismo, que no recuerda ninguna personalidad, tiene raíces por todas partes y en todas las creencias, el convertirá a la humanidad.
Con la reencarnación se ven comprendidas las palabras de Jesús cuando dijo “otro vendrá que os enseñará lo que yo no puedo deciros ahora,  ¿cómo se aprovecharían ellos de esa enseñanza más completa que se habría de dar ulteriormente?
Se comprende que los apóstales y los hombres de su tiempo, vivieron entonces, y vivieron después y que vuelven a vivir ahora, y la promesa de Jesucristo aparece justificada, la inteligencia de aquellos  se habrá desarrollado al contacto del progreso social, y hoy pueden comprender lo que en aquel tiempo no les era posible por su estado.
El Espiritismo en el tiempo señalado ha venido a cumplir lo que Cristo prometió, el abre  los ojos y los oídos y levanta el velo que dejo ex profeso  sobre ciertos misterios, el viene a traer un consuelo supremos a los desheredados de la tierra y a los que sufren, dando una causa justa y un objeto útil a todos los dolores.  El hace que el hombre sepa de donde viene y hacia dónde va y para que está en la tierra.
Agradezcamos al Señor el estar dentro del conocimiento de la Doctrina de los Espíritus, porque ella ha ofrecido mucho consuelo y esperanzas a nuestras vidas, no nos quedemos con este tesoro solo para nosotros, hemos de compartirlo, y así nuestra alegría y gozo será mucho mayor, extendiendo la verdad, podremos juntos hacer un mundo mejor.
Amigos os deseo un feliz  fin de semana y que Dios os bendiga. Merchita 

                                             *********************************



                                

         BUENAS SEMILLAS, BUENOS FRUTOS

«El niño es la semilla que espera, el joven es el campo fecundo, el adulto es la cosecha en producción. Según sea la calidad de la semilla, así será la cosecha.» 

(Mensaje del Espíritu Amelia Rodrigues, en la obra Terapéutica de Urgencia, psicografiado por Divaldo Franco) 

Con esta frase dimos comienzo a nuestra conferencia en el XX Congreso Espírita Nacional que se celebró en Calpe, Alicante, en diciembre pasado. Dicha frase resume todo el contenido desarrollado con posterioridad y nos invita a la reflexión con respecto a la Educación de las nuevas generaciones y lo que la Doctrina Espírita puede aportarnos.

Siendo conscientes de estar viviendo el momento de la Gran Transición de nuestro hermoso planeta hacia un mundo de Regeneración, más justo, más bello, más amable, estamos siendo invitados en cada momento para colaborar en que ese proceso transformador se haga de la manera más dulce, más natural posible. Y ese cambio solamente es posible a través de la Educación, de manera que el progreso tecnológico e intelectual, innegable, sea acompañado también de un verdadero cambio moral de sus habitantes, de todos nosotros y de todos aquellos que volverán a habitar nuestra hermosa morada.

   Los niños y jóvenes representan un fecundo campo de cultivo al tratarse de Espíritus que regresan para una nueva experiencia en el plano físico. Ellos ya existían antes en algún lugar, tienen una biografía personal, traen vivencias y experiencias, y aquí vuelven para revivir, no para vivir. ¡Están, por lo tanto, renaciendo y no apenas naciendo! Como ser espiritual, el niño trae todo un bagaje acumulado a lo largo de su trayectoria evolutiva. Su destino es toda la perfección de la que es susceptible y, para ello, cuenta con el tiempo necesario, pues su esfuerzo de perfeccionamiento no se limita, tan sólo, a una existencia terrenal. En el cuerpo y fuera de él, da continuidad a su perfeccionamiento y a su andadura en la conquista de la felicidad. La reencarnación es, por lo tanto, un proceso de reeducación del ser, pues retornamos niños a un hogar, a una familia, para ser reeducados; pues, como niño, el Espíritu está más accesible a recibir la orientación de los padres y educadores. Y, puesto que la principal finalidad de que el Espíritu tenga que nacer otra vez, es para volver a ser educado, las impresiones positivas que recibe durante la infancia pueden ser determinantes en su existencia actual e incluso en próximas vidas. De ahí la importancia de la Educación, pues educar es preparar al ser humano para enfrentar todos los momentos y adversidades de la vida. Es el único medio de cultivar en el Espíritu del niño, desde su nacimiento, el entendimiento de la práctica de las buenas obras, la adquisición de la moral y del saber, para que alcance el crepúsculo físico consciente de sus conquistas espirituales, conociéndose a sí mismo y situándose en el Universo como colaborador de la Divinidad Suprema.

EL PAPEL DE LOS PADRES

  La educación es una tarea esencialmente paternomaternal, de carácter intransferible e inalienable. Y si bien, los lazos de familia no se verifican por casualidad, el hogar debe ser el escenario donde el individuo pueda sentirse plenamente confiado, aceptado y amado, donde pueda exponer sus conflictos más íntimos con sinceridad, sin miedo de perder la comprensión de los familiares, donde pueda desahogar sus problemas y dialogar con profundidad con los que le son afines.

  La familia tiene que ser el amparo de su auto-educación. El ejemplo edificante, el ambiente moral, las vibraciones amorosas del hogar serán determinantes en la existencia presente y en la vida inmortal.

 ESPIRITISMO Y EDUCACIÓN

  Doctrina eminentemente racional, el Espiritismo abre a la Humanidad una nueva vía y le descubre los horizontes del infinito. El Espiritismo dispone de vigorosos recursos para iluminar la educación con una filosofía que transpone todos los inmediatismos, que transciende todos los límites, que descubre los más amplios horizontes, que atiende a los más nobles intereses, y que posee un ideal capaz de impulsar el verdadero progreso. Y dilatando las fronteras de la educación, al informar que ella ejerce función en los dos planos de la vida, le apunta objetivos de gran alcance y valor moral.

   Desde el punto de vista espírita, la educación no empieza en la cuna ni termina en el túmulo, sino que antecede al nacimiento y sucede a la muerte del cuerpo físico. Es la acción constante, ininterrumpida, la que ayuda a modificar a los seres, auxiliándolos en la escalada evolutiva, rumbo a la perfección, en la estera infinita del tiempo. En la Propuesta Espírita de la Educación, el desarrollo del Espíritu a través de las vidas sucesivas está visto como un curso escolar, con sus años de estudio.

... Y la Tierra es tratada como una escuela, donde las almas se matriculan para su perfeccionamiento, siendo El Libro de los Espíritus un manual de Educación Integral ofrecido para su formación moral y espiritual. Es preciso que cuidemos del niño y del joven, plantas en proceso de crecimiento, aún moldeables y dirigibles hacia el bien mayor. Precisamos entender la Educación Espírita como la mejor contribución que puede ser ofrecida al espíritu encarnado en su proceso evolutivo.

 CONTRIBUCIÓN DEL CENTRO ESPÍRITA A LA EDUCACIÓN

La educación del niño y del joven es la mejor forma de que el Centro Espírita realice la mayor de las finalidades del Espiritismo: transformar a todos los hombres en hombres de bien, visto que la Educación Infanto-Juvenil es una de las primeras actividades como base para la construcción moral del Mundo Nuevo.

  El Centro Espírita es una escuela de almas y es imperativo que se reconozca en la educación de las almas la tarea de la más alta expresión en la actualidad de la Doctrina Espírita. «Alma», en la definición encontrada en El Libro de los Espíritus, es el «Espíritu encarnado». No existen referencias sobre la edad física. De la cuna al túmulo, todos somos espíritus reencarnados. La lógica, pues, nos dice que el Centro Espírita debe estar preparado para atender al ser humano en todas sus etapas de crecimiento del cuerpo físico, desde la infancia hasta la madurez. Hay, entretanto, aún en El Libro de los Espíritus, una evidente preocupación de Allan Kardec y de los Espíritus Superiores en resaltar la importancia del periodo infantil en el estado reencarnatorio, y la función de la educación para la renovación moral de la Humanidad, que alcanza a encarnados y desencarnados.

    En el capítulo VII, Segunda Parte de la referida Obra Básica, cuando trata del retorno del Espíritu a la vida corporal, son tratadas diversas cuestiones acerca de la infancia, de las tendencias innatas, de la influencia del organismo físico, del origen de las facultades morales e intelectuales, de la ley de afinidad y otros temas tocantes al periodo infantil, mostrando suficientemente cuán importante es el trabajo educacional junto al niño.

    El Centro Espírita, consciente de su misión, debe emplear todos los esfuerzos no sólo para la creación de la Educación Espírita Infanto-Juvenil, sino también para su pleno funcionamiento, considerando su importancia en términos de formación moral de las nuevas generaciones y de preparación de los futuros obreros de la Casa y del Movimiento Espírita. La misión del Centro Espírita no es formar adeptos, sino hombres y mujeres de bien, conscientes de sus derechos y de sus deberes como seres inmortales, co-creadores del Universo, que, posteriormente, cuando sean adultos, decidirán sus destinos y colaborarán para que nuestro planeta, Divina Escuela, sea un lugar mejor. ¡¡Tenemos una gran responsabilidad!!

- Valle García Bermejo-

                                                    ******************************



Carnaval




Temas presentados hoy:

- Oraciones para los recién fallecidos
-Los gafes y los suertudos
- Influencia del espíritu del médium
- Vivir conscientemente
- Carnaval




                                                              *****************************

 ORACIONES POR LOS RECIÉN FALLECIDOS



Para los recién fallecidos. 

      Las oraciones por los espíritus que acaban de dejar la Tierra, no tienen sólo por objeto el darles un testimonio de simpatía, sino que tienen también por objeto ayudar a su desprendimiento, y por lo tanto, abreviar la turbación que sigue siempre a la separación, y darles más calma al despertar. Pero también en ésta, como en cualquier otra circunstancia, la eficacia está en la sinceridad del pensamiento y no en la abundancia de palabras dichas con más o menos pompa, y en las cuales muchas veces el corazón no toma ninguna parte. 

     Las oraciones que parten del corazón, resuenan alrededor del espíritu, cuyas ideas están aún confusas, como las voces amigas que nos sacan del sueño. 

     Pueden añadirse a estas oraciones, aplicable a todas, algunas palabras especiales, según las circunstancias particulares de familia o de relación y la posición del 
difunto. 
     Si se trata de un niño, el Espiritismo nos enseña que éste no es un espíritu de 
creación reciente, sino que ha vivido ya y puede ser también muy avanzado. Si su última 
existencia ha sido corta es porque no era más que un complemento de la prueba, o debía 
ser una prueba para su padres.
     
( Extraído de El Evangelio según el Espiritismo )
    
                                                 ********************************


            LOS GAFES Y LOS SUERTUDOS

                        

                                                 

864.* Si hay personas a las cuales la suerte parece ser contraria, otras en cambio dan la impresión de verse favorecidas por ella, por cuanto todo les sale bien. ¿A qué se debe esto? 
- Con frecuencia es porque estas últimas saben hacer mejor las cosas. Pero también puede tratarse de una clase de pruebas. El buen éxito las embriaga, se confían a su destino y muchas veces pagan más tarde esos mismos triunfos mediante crueles reveses, que con prudencia hubieran podido evitar. 

865. ¿Cómo explicar la suerte que favorece a algunas personas en circunstancias en que no intervienen de ningún modo ni la voluntad ni la inteligencia: en el juego, por ejemplo? 

- Ciertos Espíritus han escogido de antemano determinados tipos de placer. La suerte que se les muestra propicia constituye una tentación. El que como hombre gane, perderá como Espíritu. Es una prueba para su orgullo y su codicia. 

866. Así pues, la fatalidad que pareciera presidir los destinos materiales de nuestra vida, ¿sería también un efecto de nuestro libre albedrío? 

- Tú mismo has elegido tu prueba. Cuanto más ruda sea y mejor la soportes, tanto más te elevarás. Aquellos que pasan su vida en medio de la abundancia y de la dicha humana son Espíritus cobardes que permanecen estacionarios. Por eso, el número de infortunados es muy superior al de los felices de este mundo, puesto que los Espíritus en su mayoría buscan la prueba, que les será más fructífera. Demasiado bien se les demuestra la futilidad de vuestras grandezas y placeres. Por otra parte, la vida más venturosa es siempre agitada y perturbada: no es sólo el dolor quien produce contrariedades. 

867. ¿De dónde proviene la expresión “nacer con buena estrella”? 

- Antigua superstición, que relacionaba a las estrellas con el destino de cada individuo: alegoría que algunas personas toman tontamente al pie de la letra. 

EL LIBRO DE LOS ESPÍRITUS 
ALLAN KARDEC 

                                                    ************************************



                                                                  


                                 INFLUENCIA DEL ESPÍRITU DEL MÉDIUM

¿El espíritu encarnado en el médium ejerce alguna influencia sobre las comunicaciones que deba transmitir provenientes de otros Espíritus? 
La ejerce, porque si éstos no le son simpáticos puede alterar sus respuestas y asimilarlas a sus propias ideas y tendencias; pero no influencia a los Espíritus autores de las respuestas. Se trata solamente de un mal intérprete. 

Allan Kardec. El Libro de los Médiums. Segunda Parte. Capítulo XIX. Ítem 223. 8ª. Preg.

                                                               ****************************************



            Vivir conscientemente


                                                                          



¿Usted pensó ya en la diferencia entre vivir y existir?
Aunque un análisis superficial de los diccionarios nos de la impresión de que los dos términos tienen significados iguales, una observación atenta puede sugerir algunas diferencias.
Para vivir, basta tener vida. Todos los seres orgánicos viven.
Para existir es preciso un cierto grado de conciencia. Es saber retirar de la vida lo que ella tiene de mejor para la evolución del ser.
Un sabio de la antigüedad expresó bien esa idea sintetizándola en una frase célebre: “pienso, luego, existo.”
Existir presupone una acción consciente, exige la acción de pensamiento.
Existir es ser, estar, permanecer.
Bajo ese punto de vista, podemos cuestionar si existimos  de hecho  o simplemente vivimos, pasando por la vida de forma casi inconsciente.
Gran parte de los seres humanos vive sin dar la debida atención a las circunstancias a su regreso.
Permitimos que nuestra existencia se transforme en un automatismo pernicioso y paralizante.
Es como si, al recordar por la mañana, ligásemos al “piloto automáticos” y nos dejásemos conducir por él, sin estar efectivamente despierto.
A tal punto eso es real que, al anochecer, pocos se acuerdan de los hechos ocurridos en el transcurso del día.
Y ese tipo de comportamiento es extremamente perjudicial porque nos conduce al final de la vida física sin que hayamos retirado de ella las enseñanzas necesarios.
No es otro el motivo por el cual las masas  son fácilmente conducidas, alentadas por las ideas de los que piensan  y gustan de manipular a seres distraídos.
Es de esa forma que somos seducidos por los modismos, vicios, y otros intereses mezquinos que surgen apuntando soluciones fáciles, más ilusorias.
Vale la pena que demos otro sabor a nuestra vida y pasemos a existir conscientemente.
Reflexionando sobre lo que es mejor  para nosotros mismos  y para nuestros familiares, amigos y vecinos.
No dejándonos llevar por propuestas infelices que solo nos harán sufrir más tarde.
Procurando conjugar el verbo ser, al revés de atenernos solamente al tener.
Analizar los mensajes vinculados  por la prensa, a fin de que podamos retirar  las buenas ideas y descartar las que complicaran nuestras vidas.
Así, la opción será siempre nuestra: pasar por la vida como autómatas o existir con conciencia despierta.
 Aquel que opta por vivir como otro ser orgánico cualquiera, teme a la muerte física. Más aquel que existe de forma consciente, pasa la aduana del túmulo con lucidez y sigue existiendo.
¡Piense en eso!
Hay  personas que viven prácticamente del estomago para abajo. Comen, beben, hacen relaciones sexuales, retuercen su equipo favorito, luchan a favor de él, duermen y, definitivamente, se mueren.
Esos son los llamados “hombres fisiológicos”
Solo piensan en si mismos. Encaran el trabajo  como una obligación y no enseñan a nadie lo poco que saben.
Y hay los hombres psicológicos. Son aquellos que, sin dejar de atender las funciones fisiológicas, tienen mucha hambre intelectual.
 Leen bastante, meditan, razonan, iluminan  la mente con ideas saludables y contribuyen positivamente para un mundo mejor.
Su trabajo es eficiente generalmente hacen lo que pueden para enseñar a los colegas todo lo que saben.
Son personas que existen de forma consciente. Tienen, en el decir de Jesús, ojos de ver y oídos para oír.
¡Piense en eso!
 Redacción de Momento Espírita
                                                      *********************


  

CARNAVAL

                                      


                      Por Emmanuel / Psicografia de Chico Xavier
Ningún espíritu equilibrado con el buen sentido que debe presidir la existencia de las criaturas, puede hacer apología de la locura generalizada que adormece las conciencias en las fiestas carnavalescas.
Es lamentable que en la época actual, cuando los conocimientos nuevos felicitan la mentalidad humana, fortaleciendo la llave maravillosa de sus elevados destinos, desprecintándole las bellezas y los objetivos sagrados de la Vida, se verifiquen excesos de esa naturaleza entre las sociedades que se pavonean con el título de civilización. En cuanto los trabajos y los benditos dolores, generalmente incomprendidos por los hombres, les conforman el carácter y los sentimientos, prodigalizándoles los beneficios inapreciables del progreso espiritual, la licenciosidad de esos días perjudiciales opera en las almas indecisas y necesitadas del amparo moral de los otros espíritus más esclarecidos, la reminiscencias de animalidades que solo los largos aprendizajes hacen desaparecer.
Hay en esos momentos de indisciplina sentimental el largo acceso de las fuerzas de la oscuridad en los corazones, y a veces, toda una existencia no basta para realizar las reparaciones necesarias por una hora de insania y de olvido del deber.
En cuanto que  hay miserables que extienden la manos suplicantes, llenos de necesidades y de hambre, sobran las abundantes contribuciones para que los salones se adornen y se intensifique el olvido de las obligaciones sagradas por parte de las almas cuya evolución depende del cumplimiento austero de los deberes sociales y divinos.
Acción altamente meritoria sería la de emplear todas los fondos empleados en semejantes festejos, en la asistencia social a los necesitados de pan y de cariño.
     Al lado de los mascarados de la pseudo-alegría, pasan los leprosos, los ciegos, las criaturas abandonadas, las madres afligidas y sufridoras. ¿Por qué posponer esa acción necesaria de las fuerzas conjuntas de los que se preocupan de los problemas nobles de la vida, a fin de que se transforme lo superfluo en la migaja bendita del pan y del cariño que será la esperanza de los que lloran y sufren?. Que nuestros hermanos espíritas comprendan semejantes objetivos de nuestras sencillas opiniones, colaborando con nosotros, dentro de sus posibilidades, para que podamos reconstruir y reedificar las costumbres para el bien de todas las almas.
Es incontestable que la sociedad puede, con su libre albedrío colectivo, exhibir lo superfluo y los lujos carnavalescos, pero, mientras haya un mendigo abandonado cerca de su fausto y de su grandeza, ella solo podrá proporcionar con eso un elocuente  testimonio de su miseria moral.
(Psicografado por Chico Xavier en julio de 1939 / Revista Internacional de Espiritismo, janeiro de 2001).

                                                ***********************************