martes, 15 de agosto de 2017

EL PERIESPÍRITU, COMO ORIGEN DE LOS SÍNDROMES GENÉTICOS




Menú del día de hoy :

- Aprendamos enseñando
-Don de curar
-Grados del trance mediúmnico
-El Periespíritu,como origen de los síndromes genéticos







                                   *******************************************************

                                      
                                                                      

                                   Aprendamos enseñando 

Como acontece al valor del gran esfuerzo que es lastre fecundo en la garantía de la Caridad, recordémonos de los pequeñitos sacrificios que podemos realizar, cada hora, contra los impulsos de nuestra propia naturaleza inferior, trabajando en auxilio de los portadores de necesidades mayores de lo que son las nuestras. 
Muchos compañeros encarnados desisten de la colaboración en las obras del bien, declarándose imperfectos y endeudados, cuando, en esa condición, más valioso se nos hace el trabajo de formación de la propia disciplina. 
Pero antes de la cuna, cuando la necesidad de redención o de mejoría nos desvela al Espíritu sediento de progreso el campo educativo que la experiencia física nos ofrece, solicitamos, con empeño, las situaciones que nos contraríen el modo de proceder y de ser, a fin de que la internación terrestre nos supla de los valores reales de lo que nos hallamos carentes. 
Es por eso, que casi siempre en la Tierra, cuando impulsivos e impacientes, somos constreñidos a exaltar la serenidad; enfermos, nos sorprendemos inducidos a amparar la salud ajena; débiles, nos sentimos en la obligación de sustentar la fortaleza de los demás; atormentados por nuestras llagas íntimas de aflicción o desencanto, nos reconocemos intimados a nutrir la tranquilidad y la esperanza en aquellos que desfallecen; y tentados, en muchas circunstancias, a la quiebra y al desorden, en lo íntimo de nuestra casa, nos vemos convocados a evitar el desequilibrio y el desastre en el instituto doméstico en que respiran corazones queridos de nuestro panel de acción. 
No desprecies auxiliar siempre, en la construcción del bien, aún cuando te sientas de todo ausente de él, porque enseñando lo mejor a los demás, somos impelidos a procurar lo mejor a favor de nosotros mismos y, disciplinando la existencia en torno nuestro y en nuestro camino, acabamos fatalmente disciplinados por ella. 

Enmanuel.


                                                         ^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^




                                                                   
                        DON DE CURAR 
1. Restituid la salud a los enfermos, curad los leprosos, expulsad los demonios. Dad gratuitamente lo que habéis recibido gratuitamente. (San Mateo, cap. X, v. 8). 


2. “Dad gratuitamente lo que habéis recibido gratuitamente”, dijo Jesús a sus discípulos; por este precepto prescribe que no se haga pagar lo que uno mismo no ha pagado, y lo que ellos habían recibido gratuitamente era la facultad de curar a los enfermos y echar a los demonios, es decir, a los malos Espíritus; este don les fuera dado gratuitamente por Dios para alivio de los que sufren y para ayudar a la propagación de la fe, diciéndoles que no hicieran de él ningún negocio, ni un objeto de especulación, ni un medio de vivir. 

EL EVANGELIO SEGUN EL ESPIRITISMO. 
ALLAN KARDEC. 

                                             **************************************





   GRADOS DEL TRANCE MEDIUMNICO 

El trance puede ser superficial o profundo y, entre un extremo y otro, hay una gradación infinita: son los trances parciales. 

a) Trance superficial – no existe amnesia. El médium se acuerda de todos los acontecimientos, colaborando directamente en el entendimiento y en la transmisión del mensaje del Espíritu comunicante. Si es médium principiante, acostumbra tener dudas si de hecho ocurrió un trance mediúmnico. (Jaime Cerviño. Más Allá del Inconsciente. Fases del trance) 
En los médiums intuitivos, el trance es superficial. No se observa ninguna alteración en su fisonomía. No existe una pasividad acentuada. El médium “recibe el pensamiento del Espíritu libre y lo transmite.” (Allan Kardec. El Libro de los Médiums. Cap. 15. Ítem 180, p. 223. Médiums Intuitivos) 

b) Trance profundo – raramente los recuerdos de los acontecimientos ocurridos del trance profundo llegan a la conciencia del médium. Mientras tanto, en la práctica mediúmnica, es posible que no ocurra la amnesia total, pues puede ser recordada alguna cosa. Es importante saber que, incluso en el estado de trance muy profundo, el médium no pierde totalmente la ligación con la conciencia. Al contrario, “algo no se extingue y permanece vigilante, a la manera de sistema secundario, aunque no menos activo.” 
Hay un recuerdo subliminal porque el Espíritu está ligado al cuerpo debido al estado de encarnado. 
Esos son los argumentos para denominar el trance profundo de sonambulismo. En esa situación, el médium es susceptible de sugestibilidad, difícilmente se recuerda de la sugestión que le fue hecha. El olvido de la sugestión dada se llama amnesia lagunar. (Jaime Cerviño. Más Allá del Inconsciente. Fases del trance) 
En los trances profundos, el médium entra en un estado de pasividad mayor. Eso es claramente observado en los médiums psicofónicos (parlante). En ese caso, el “médium parlante generalmente se expresa sin tener conciencia de lo que dice y, muchas veces, dice cosas completamente extrañas a sus ideas habituales, a sus conocimientos y hasta fuera del alcance de su inteligencia. Aunque se halle perfectamente despierto y en estado normal (de trance), raramente guarda recuerdo de lo que dijo.” (Allan Kardec. El Libro de los Médiums. Cap. 14. Item 166, p. 210. Médiums parlantes) 

c) Trances parciales – representan gradaciones del estado de rebajamiento psíquico. Los trances parciales, también llamados semiconscientes, conducen al médium o al estado de memoria despierta con relación a algunos acontecimientos, o al de recuerdo sin importancia para otros. 
A veces, el médium se acuerda del mensaje del Espíritu comunicante en los momentos inmediatos a la comunicación, olvidándola completamente con el paso del tiempo. 
Lo cierto es que no sabemos esclarecer con precisión por qué ciertos detalles – a veces menos importantes – son recordados, mientras que otros, más importantes, son olvidados 

Estudio y educación de la Mediumnidad. FEB Federación Espirita de Brasil


                                                    
                                               ************************************



                                                                       



EL PERIESPÍRITU, COMO ORIGEN DE LOS SÍNDROMES GENÉTICOS 

A pesar de haber nacido en 1993, Brooke Greenberg no envejece, no consigue alimentarse, ni andar solita, ni hablar. Tiene el tamaño y la capacidad mental de un niño. Lo curioso es que continúa teniendo los mismos dientes de cuando era, de hecho, un bebe. Nunca fue diagnosticada como portadora de cualquier síndrome genético conocido o anomalía cromosómica que pudiese ayudar a explicar el motivo de que no creciese. Un estudio de su ADN no fue capaz de especificar el motivo por el cual ella continua teniendo el cuerpo de un niño, aunque, hoy, está con 16 años de edad.
Algunos especialistas buscan descubrir algunas explicaciones sobre su no envejecimiento. Para Richard Walker, de la Facultad de Medicina de la Universidad del Sul de Florida, en Tampa, el cuerpo de Brooke no tiene un desarrollo coordinado. Es como si estuviese fuera de sincronízación. Prueba de eso es su edad ósea, estimada  en 10 años. En sus primeros seis años de vida, Brooke pasó por una serie de emergencias médicas y sobrevivió a todas. Tuvo siete ulceras estomacales, convulsión cerebral que fue diagnosticada  como un accidente vascular cerebral, sin daño aparente. A los 4 años de edad, Brooke cayó en un estado letárgico que la  llevó a dormir 14 días. Los médicos, entonces, diagnosticaron un tumor cerebral. Actualmente, Brooke frecuenta una escuela para criaturas con necesidades especiales y permanece congelada en la infancia más absoluta.
Un caso semejante es el de Soraya Brown, conocida como “la niña que se niega a crecer”. Con más de un año de edad, ella pesa hoy 3,5 kilos, lo que sería normal para una criatura recién nacida. Radiografías oseas revelaron anormalidades, sin embargo una prueba genética  para una rara dolencia de enanismo, denominada Síndrome de Silver-Rusel, resulto negativa, así como otras formas de enanismo que también fueron descartadas. Brooke y Brown son casos extremadamente raros. Los hechos nos llevan a la reflexión sobre la estructura funcional del periespíritu, a la Ley de Causa y Efecto, a la reencarnación, al suicidio, entre otros temas que la Doctrina Espirita explica muy bien.
A propósito, sobre la tesis reencarnacionista, la Word Christian Enciclopedia informa que los “500 investigadores y 121 consultores, después de visitar 212 países, concluyeron, en 100 relatos, que, en el año 2000, la población de la Tierra alcanzaría 6.260.000.000 de habitantes, y que 2/3 de esa población, esto es, cerca de 4.000.000.000 de personas, serán reencarnacionistas” . (1)
En verdad, antes de reencarnar, examinando las propias necesidades de perfeccionamiento moral, muchas veces, solicitamos la limitación física en la nueva experiencia carnal, para que esa condición nos induzca  a la elevación de sentimientos. Pedimos a los Benefactores la enfermedad capaz de educar los impulsos; esa o aquella lesión física que nos ejercite la disciplina; determinada mutilación que nos inhiba el arrastramiento,  la agresividad exagerada, el complejo psicológico que nos remueva las ideas inferiores, etc.
Es la lógica de justicia de la Ley de la Reencarnación y del Principio de Causa y Efecto. Ya vivimos, en la Tierra o en otros orbes, innumerables veces y traemos grabado, en el tejido sutil del psicosoma, los registros de nuestras adquisiciones y desatinos anteriores, cuales fulcros energéticos en núcleos de potenciación, y, en el momento de la ligación del periespíritu al ovulo, reflejamos, en esa célula, el nivel de nuestro estado moral. Por tanto, nuestro estado evolutivo es el que determinará el  renacimiento con anomalías congénitas o no.
 Las malformaciones congénitas son extremamente variables tanto en el tipo como en el mecanismo causal, pero todas surgen de un trastorno del desarrollo durante la vida fetal. Hay anomalías bioquímicas que se manifiestan en el  nacimiento o en el periodo neonatal y son tenidas como defectos de nacimiento (Birth Defect), aunque muchos no estén asociados a una malformación actual. Una criatura podrá estar malformada porque su programación genética  fue imperfecta o. porque, factores ambientales alteraron el trabajo de formación, o, también, por la existencia simultanea de las dos cosas.
Por ese motivo, las malformaciones son clasificadas en tres grandes grupos: de causa genética, de causa ambiental y de causa multiforme. Las primeras son hereditarias y pueden repetirse en la familia; las segundas ocurren esporádicamente, y las últimas son como una situación intermediaria entre las dos.
Las raíces de cualquier patología tienen sus bases en la estructura periespiritual, aunque esté aparentemente saludable, una persona puede traer en sus Centros Vitales las disfunciones latentes adquiridas en esta o en otras vidas, que, más temprano, o más tarde vendrán a la piel en el cuerpo físico, bajo la forma de variados síndromes, más o menos graves, conforme la extensión de la lesión y la posición mental del deudor. 
Somos herederos de nuestras acciones pretéritas, tanto buenas como malas. La cuenta del destino, creada por nosotros mismos, está impresa en el cuerpo psicosomático. Esos registros fluyen para el cuerpo  físico y culminan por determinar el equilibrio o el desequilibrio de los campos vitales.

Solo el reconocimiento académico, en el futuro, de la primacía del espíritu sobre la materia, asociada al principio de la reencarnación, esto es, a la integración de la herencia espiritual a la hereditariedad genética, comandada por el espíritu, vía periespíritu, regida por la Ley de Causa y Efecto, es lo que permitirá que se identifiquen en el espíritu inmortal, las verdaderas causas de los desequilibrios que eclosionan en el cuerpo físico, bajo aspectos de variados síndromes, incluyéndose los disturbios psicológicos.
La Cuestión 335, de El Libro de los Espíritus, consigna que, más allá del genero de vida que le debe servir de prueba, el espíritu puede, también, escoger el cuerpo, porque las imperfecciones de este cuerpo son, para el pruebas que ayudan a su progreso  si vence los obstáculos que en el encuentra.” (2) Sin embargo, la elección no depende siempre de él. Cuando el Espíritu es atrasado, moralmente, o no tiene aptitud para hacer una elección con conocimiento de causa, Dios le impone experiencias como instrumento de expiación.
La Ley de Causa y Efecto regula nuestros actos, nuestras acciones y nuestros pensamientos. Es por medio de la pluralidad de las existencias que el Espiritismo nos enseña: los males y aflicciones sufridas por nosotros  son pruebas o expiaciones y sufrimos en la vida presente  las consecuencias de las faltas que cometemos en existencia anterior. Así, hasta que hayamos pagado la ultima deuda de nuestras imperfecciones, vamos a proseguir en la secuencia de nuestras reencarnaciones. Vida tras vida, en la Tierra o en otro orbe, con el fin de alcanzar la plenitud de la luz.
 Jorge Hessen

                            ************************


lunes, 14 de agosto de 2017

Apariciones y materializaciones de Espíritus



Contenido para hoy:

- Medicina y Espiritualidad
-El "Infierno"- Relato de un Espíritu
- El Perdón-1º
-Apariciones y materializaciones



                                                      ******************************

                                                                   
                MEDICINA Y ESPIRITUALIDAD

Hay médicos que ya incluyen la espiritualidad en los tratamientos 


Hay una revolución en curso, en la medicina, que cambiará para siempre la forma de tratar al paciente. Médicos e instituciones hospitalarias de todo el mundo, comienzan a incluir en sus rutinas de manera sistemática y definitiva, la práctica de estimular en los pacientes el fortalecimiento de la esperanza, del optimismo, del buen humor y de la espiritualidad.
El objetivo es simple: despertar o fortalecer en los indivíduos las condiciones emocionales positivas, ya avaladas por la ciencia como recursos eficaces en la lucha contra las enfermedades. Esos elementos funcionarían, en verdad, como remedios para el alma- pero con repercusiones benéficas para el cuerpo. En Brasil, la nueva tendencia ya es parte de lo cotidiano en las instituciones del Instituto del Corazón (Incor), en Sao Paulo, de la Red Sarah Kubitschek y del Instituto Nacional de Traumatología y Ortopedia (Into), en Rio de Janeiro, tres referencias nacionales en el área de la rehabilitación física. En los Estados Unidos, el concepto integra la filosofía del trabajo, entre otros centros, el del Instituto Nacional del Cáncer, uno de los más importantes puntos de investigación sobre la enfermedad del planeta, y de la renombrada Clínica Mayo, conocida por sus estudios de gran repercusión y tratamientos de primera linea. ( No se si en España estaremos todavía a años luz de  este nivel médico-espíritu.científico, a pesar de que disfrutamos de unos profesionales excelentes y de una red hospitalaria de la Seguridad Social, así como de la Medicina Privada- Nota  del traductor-)
La adopción de esta postura tuvo su origen primero en la constatación empírica de actitudes más positivas traían un beneficio para los pacientes. Eso comenzó a ser observado principalmente en centros de tratamiento de enfermedades graves, como el cáncer y otros males que exigen del indivíduo una fuerza  monumental. En el día a día, los médicos percibían que los enfermos apoyados en algún tipo de fe y que mantenía  la esperanza en su recuperación, de hecho presentaban mejores pronósticos. A partir de ahí, investigadores ligados principalmente a esas instituciones, iniciaron estudios sobre el tema.
Hoy hay decenas de ellos. Un ejemplo es un trabajo publicado en la edición de la revista científica BMC Cáncer, sugiriendo que el optimismo es un factor de protección contra el cáncer de mama. "Verificamos que mujeres expuestas a eventos negativos tienen más riesgo de contraer la enfermedad, que aquellas que presentan mayores sentimientos de felicidad y positivismo", explicó Ronit Peled, de la Universidad de Neguev, de Israel, autor del estudio. En la última edición de Annals of Family Medicine- publicación de varias sociedades científicas volcadas en el estudio  de la medicina de la familia- hay otra muestra de lo que viene siendo obtenido. Una investigación divulgada en la revista reveló que hombres optimistas en relación a la propia salud, de alguna forma quedaban más protegidos ante las dolencias cardiovasculares. Los científicos acompañaron a 2.800 voluntarios durante 15 años. Ellos constataron que la incidencia de muerte por infarto o accidente vascular cerebral fue tres veces menor entre aquellos que en el inicio confiaban más en mantener una buena condición física- Pruebas de los efectos de la adopción de la espiritualidad en la mejora de la salud, también comenzaron a surgir. En los estudios sobre el tema, la práctica aparece asociada a la reducción de la ansiedad, de la depresión y la disminución del dolor, entre otras repercusiones.
A partir de informaciones como estas, los científicos resolvieron identificar lo que llevaba a ese impacto. Llegaron básicamente a dos razones. Una es de naturaleza comportamental. En general, quien es optimista, tiene esperanza y cultiva alguna fe, acostumbra a tener hábitos más saludables.
Además de eso. esas personas siguen mejor el tratamiento. "Una postura positiva lleva a gestos positivos. Los pacientes se cuidan más, se alimentan bien, ejercen su derecho a la fisioterapia, aunque esta sea dolorosa", explica la enfermera clínica general, Claudia Coutinho.
La otra explicación tiene fundamento biológico. Está probado que la manutención  de un estado de espíritiu más seguro y esperanzado, desencadena en el organismo una cadena de reacciones que solo traen el bien. "Si el paciente es optimista, encara un problema de salud como un desafío a ser vencido. En ese caso, las alteraciones ocurridas en el cuerpo podrán ser usadas a su favor", explica el investigador Ricardo Monezi, del Instituto de Medicina Comportamental de la Universidad Federal de Sao Paulo. El buen humor, por ejemplo, es capaz de promover el aumento de la producción de hormonas que fortalecen el sistema de defensa, fundamental cuando el cuerpo precisa luchar contra sus enemigos.
Además de eso, la risa provoca relajamiento de varios grupos musculares, mejora las funciones cardiacas y respiratorias y aumenta la oxigenación de los tejidos.
Es este marco de informaciones, donde se permite hoy el uso, en la práctica, de la espiritualidad, del optimismo, de la esperanza y del buen humor, como recursos terapeúticos dentro de la medicina. En los Estados Unidos, por ejemplo, investigadores de la Universidad de Alabama, se preparan para comenzar a aplicar un tratamiento bautizado como "terapia de la esperanza". El método consiste en ayudar a los pacientes a construir y mantener la esperanza ante la enfermedad. " El primer paso es ayudándolos a encontrar un objetivo importante que de sentido a sus  vidas. Después, aumentar la motivación para alcanzarlo y orientarlo sobre los caminos a seguir", explicó a ISTOE Jennifer Cheavens, de la Universidad e Ohío y participante del grupo que desarrollo la novedad.
Desde que recibió el diagnóstico de cáncer de intestino, el año pasado, la consultora de marketing carioca, decidió que mantener el buen humor sería su gran arma. ·Claro que en algunos momentos, yo estaba triste. Pero resolví que no me dejaría abatir y que continuaría riendo mucho", recuerda ella, autora del libro Cáncer:¿Sentencia o renovación?.
Esa construcción está hecha en base a las técnicas usadas en la terapia cognitivo-comportamental, cuyo objetivo es entrenar al indivíduo para pensar y actuar de forma diferente para conseguir lidiar de modo más eficiente, ante condiciones adversas. El entrenamiento es hecho en dos sesiones semanales realizadas durante dos meses. La terapia sderá usada en portadores de deficiencias visuales y en las personas responsables de sus cuidados. "Creemos que ella ayudará mucho en la reducción de la depresión y de otros problemas asociados a la pérdida de la visión. Los pacientes quedarán más motivados para luchar contra las dificultades y para participar en los trabajos de rehabilitación", explicó a ISTO E Laura Dreer, profesora del departamento de oftalmología de la Universidad de Alabama, en los EUA.
En Brasil, la inclusión de la herramienta en la práctica médica está cambiando la rutina de los hospitales. En el Instituto de Ortopedia, en Río de Janeiro, por ejemplo, el trabajo médico es acompañado por el soporte psicológico, dedicado especialmente a fortalecer una actitud más  positiva. El trabajo, claro, no es sencillo. Los pacientes acostumbran a ser víctimas de traumas medulares ocurridos en situaciones como accidentes o caídas, De un momento a otro, se ven con la vida completamente limitada. "Por eso, precisamos ayudarlos a enfrentar la nueva situación. Ellos tienen que pasar por una rehabilitación física y emocional", explica la psicóloga Fátima Alves, responsable del grupo. Y quien hace esto usando el optimismo y la esperanza como armas, sale ganando. "Mostramos principalmente a los más incrédulos, que la postura positiva en el enfrentamiento de la dolencia, ya es un remedio", afirma Tito Rocha, coordinador de la unidad hospitalaria del instituto. En breve, ellos abrirán un grupo para incentivar el cultivo de la espiritualidad entre los dolientes.
Tal vez, el símbolo más emblemático del fin del preconcepto de la medicina occidental contra cuestiones relativas a emociones y espiritualidad, sea lo que está ocurriendo en la Facultad de Medicina de la Universidad de Sao Paulo (USP), la más tradicional del país, La institución organizó un evento para mostrar a los profesionales de la salud, la importancia de los recursos de la espiritualidad y del buen humor.
El curso fue impartido por el geriatra Franklin dos Santos, profesor de Post-grado en la disciplina de emergencias médicas en la universidad. En el programa, hubo un buen espacio para enseñar a los médicos y enfermeros a utilizar esas herramientas. "Discutimos como esto debe ser aplicado en la práctica"- dice el médico, que ha dado conferncias por las escuelas de medicina del país entero.
En los Estados Unidos, también hay una iniciativa para entrenar a los profesionales de la salud. Solo por tener una idea, el Instituto Nacional del Cáncer americano creó una especie de guía para orientar a médicos, enfermeros y psicólogos para utilizar la espiritualidad del paciente a su favor. Todo ese interés es la señal más patente de que la revolución va a durar. Por eso, nadie debe sorprenderse cuando al llegar al consultorio médico sea preguntado por sus condiciones de salud, obviamente, pero también sobre su relación con la espiritualidad o disposición para la esperanza.
"Cuestiones como estas deben comenzar a ser cada vez más divulgadas", defiende Brick Johnstone, profesor de psicología médica de la Universidad de Missouri-Columbia, en lso EUA

Fuente: Revista Esto Es- Edición 2025

                                         *************************





                                                        
El  “Infierno”. Relato de un espíritu.
                   
           ( Extraído  y  traducido  por  el  autor, de la obra “Después de la Vida”, psicografiado por Divaldo  Pereira  Franco , del  Espíritu   Gerson Almeida  que  se manifestó en el  Centro Espírita “Camino de Redención”)

  “Tuve ocasión de oír decirme que se trataba de un crimen perpetrado en otra vida,   antes  de  dejar  el cuerpo a causa de la enfermedad, pero que todo iba a depender de   mí.  En verdad,  he luchado mucho, y me esfuerzo más allá de cualquier posibilidad,   pero la depresión me aplasta.
       Afirmaban  que  yo  morí  y  precisaba  salir  de  esta  situación  para  poder   reencontrarme conmigo mismo.
       Pasaron ya varios años, es lo que me dijeron, entre tanto para mí no se pasó  ni un día, que es como una noche continua, un vacío  por el que me siento caer por   un profundo abismo sin chocar contra nada que me detenga....
       Y soy muy infeliz, profundamente infeliz, infinitamente infeliz !.
       No  tengo  hogar  ni familia; todos me abandonaron; se decían cansados, y sin   embargo ¿No estoy yo cansado ?.
        Siento  dolores,  siento  nauseas,  la  cabeza  es  un  horno  y  ya no tengo más fuerzas.
       ¡ Dios me  abandonó!.  Que  alguien  tenga  piedad.  Es  preciso que alguien me   tome las manos y me arranque estos grilletes.
      ¡ Ah  sí, un infierno!.  Yo  estoy  en  un  infierno  de hielo; no se trata del fuego   teológico. Suicida  indirecto  que  soy,  me  someto a morir y me niego a vivir. No soporto  más el dolor.
      ¡Que me desmorone y aniquile, para que se  me apague el raciocinio! “

  Nota:     Debido  a  la fijación autopiadosa, el enfermo espiritual, a pesar de ser asistido  por  sus  Mentores  espirituales,  prosiguió  en  estado de sufrimiento.   Cerrado  en  sí   mismo,  no  dejaba   otra  alternativa  para  poderlo  socorrer. 
  
 Siendo  un  espíritu en   prueba,   cuyo   origen de su estado  procedía  de  un  crimen  oculto,  practicado  en  una anterior   encarnación,  conforme afirmó, no se liberó durante  la  vida  física  del  complejo  de  culpa que degeneró en una  psicosis depresiva que todavía le aflige.

      Un ser espiritual  al que se le permite aliviar su infierno espiritual que le aflige en la conciencia, durante su estancia  en uno de los mundos espirituales  infernales  que  interpenetran  con los os materiales de rango inferior, solo por el hecho de poder relatar sus experiencias a los todavía encarnados,  para que no incurran en el estado que él se encuentra, muestra ser, sin duda,  un espíritu que ya ha dado el primer paso para mejorar su estado y terminar con “su infierno” personal.

                        **************



                                                             

                                            EL PERDÓN (1º)

El perdón es uno de los capítulos más simples y al mismo tiempo uno de los más importantes de las enseñanzas de Jesús. Antes de Él no se había conferido a este tema la relevancia que merecía. El Nazareno ya sabía de los innumerables perjuicios que los resentimientos producen en el alma humana, y que solamente el perdón sería capaz de liberar al individuo de la esclavitud de sus penas y remordimientos. El Maestro apuntó a los aspectos fundamentales de esa virtud que necesitaba ser desarrollada. Conocía el atraso espiritual de la humanidad, e indicó los caminos necesarios para el cambio de paradigmas, para la aceptación de conceptos y conductas que ofrecieran al ser humano mejores condiciones para conquistar mayor felicidad. Esta habría de ser resultado de la pureza espiritual, pero ¿cómo llegar a ser puro si se alimentan rencores, disgustos, remordimientos, resentimientos?. Por eso dijo Jesús: "...depositad vuestra ofrenda al pie del altar e id a reconciliaros con vuestro hermano y después volved a presentarla ". No se puede ir en busca de Dios cuando se conservan manchas en el altar de la conciencia. Reconciliémonos primero con nuestro hermano, limpiemos nuestra conciencia y después estaremos en mejores condiciones para hacer la ofrenda de nuestro trabajo al Creador.

    El Sublime Terapeuta indicó algunos aspectos importantes acerca del perdón que no podemos dejar de recordar:

a) Todos cometen errores

El Mesías se propuso que las personas tomaran conciencia de que todos cometen errores, que cometen faltas graves, y por ese motivo no pueden acusar severamente ni punir a su prójimo sin compasión. Cuando Él dijo que "... no debemos juzgar para no ser juzgados, o que no arrojáramos piedras al tejad del vecino cuando el nuestro es de vidrio", estaba dirigiéndose a lo más profundo del ser humano, a la conciencia. Ese punto es importante en la medida que cada uno desea ser perdonado por sus errores, aunque no siempre esté dispuesto a perdonar las faltas cometidas por sus semejantes en contra de él. Si quiero ser perdonado deberé perdonar; de la misma medid con que yo mida, seré medido. Estos son elementales principios de justicia. En la famosa anécdota de la mujer sorprendida en adulterio, por ejemplo, los hombres querían apedrearla y el Maestro los reprendió diciendo: Quien nunca haya  pecado que arroje la primera piedra". Nadie osó lanzar ninguna piedra porque todos habían cometido errores.Él se limito a hacer un llamado a sus conciencias.

  Jesús trataba de abrir la mente de las personas para que cumplieran las leyes de Dios, pues perdonar es un deber de los seres humanos. Quien no perdona infringe la ley y padecerá las consecuencias en sí mismo. El psiquiatra Mira y López opina que el deber tiene como pilares básicos los principios del orden y la justicia. Si no perdonáramos dejaríamos de cumplir con el orden social de Dios y proliferaría el caos social en la Tierra. La confusión sería general; la venganza, la rabia y los rencores anidarían en la sociedad terrenal, hasta destruir el orden del sistema. El otro aspecto del deber reside en la justicia. Nos gusta ser perdonados por nuestras faltas, pero ¿con qué justificaciòn dejaríamos de perdonar las faltas de los demás?.Es un principio obvio de justicia : hacer al otro lo que nos gustaría recibir.

-Educación de los sentimientos- Jason de Camargo

( Sigue en la siguiente publicación de este Blog)


                                   ***********************


APARICIONES Y MATERIALIZACIONES DE ESPÍRITUS
Los fenómenos de aparición y de materialización son de aquellas que más fuertemente impresionan á los experimentadores. En las manifestaciones de que hemos hablado hasta aquí, el espíritu obra mediante objetos materiales ó bien organismo extraño. Ahora hemos de ver cómo obran directamente. Sabiendo que, entre las pruebas de su supervivencia no las puede haber de mayor fuerza que su reaparición bajo la forma humana, ó sea la que tuvieron en la vida terrestre, se esforzará el espíritu en reconstituir esta forma, por medio de los elementos fluidos y de la fuerza vital que tomará de los mismos vivientes. En algunas sesiones, en presencia de médium de una fuerza psíquica muy considerable, se ve la formación de manos, de rostros, de
bustos y aún de cuerpos enteros, con todas las apariencias de vida: color, movimiento, tangibilidad. 
Y estas manos tocan, acarician ó golpean; mudan objetos de sitio y hacen vibrar instrumentos musicales; y estos rostros se animan y hablan; y estos cuerpos se mueven y andan por entre las personas vivas que presencian el fenómeno; podéis tocarlos y aún cogerlos; luego, se desvanecen de pronto, pasando del estado sólido al estado fluídico, después de haber afectado una existencia orgánica efímera.

Del mismo modo que los fenómenos de incorporación nos inician en las leyes profundas de la psicología, la reconstitución de las formas de espíritus va á familiarizarnos con los estados menos conocidos de la materia. Al mostrarnos la acción que la voluntad puede ejercer sobre los imponderables, nos descubrirá los más íntimos secretos de la creación, ó mejor aun, de la eterna renovación del universo. Sabemos que el fluido universal ó fluido cósmico etéreo, representa el estado más simple de la materia; es tan grande su sutileza que escapa á todo análisis. Y no obstante, de este fluido proceden, mediante condensaciones graduales, todos los cuerpos sólidos y pesados que constituyen el fondo de la materia terrestre. Estos cuerpos no son tan densos ni tan compactos como á primera vista nos parece; son atravesados con la mayor facilidad por toda clase de fluidos, y aún los mismos espíritus los atraviesan sin dificultades. Estos, por la concentración de su voluntad, ayudados por la fuerza psíquica, pueden disgregarlos, disociar sus elementos, volverlos al estado fluídico, trasladarlos y reconstituirlos luego en su primer estado. Así se explican los fenómenos de traslación de objetos materiales á través de obstáculos materiales también.

Recorriendo estos grados sucesivos de rarefacción, vemos á la materia pasar del estado sólido al 
líquido, de éste al gaseoso y finalmente al fluídico. Los cuerpos más duros pueden de este modo volver al estado invisible y etéreo. En sentido inverso, también el fluido más sutil puede cambiarse, gradualmente, en un cuerpo opaco y tangible. La naturaleza entera nos demuestra el encadenamiento de las transformaciones que conducen á la materia desde el estado etéreo más puro al más grosero estado físico.

 A medida que se verifica y se hace más sutil, la materia va adquiriendo propiedades nuevas, fuerzas de una intensidad creciente. Los explosivos, las radiaciones de ciertas substancias, la potencia de penetración de los rayos catódicos, la acción á grandes distancias de las ondas de hertz, nos dan de ellos abundantísimos ejemplos, llevándonos á considerar el éter cósmico como el medio en que la materia y la energía se confunden, constituyendo el gran foco de las actividades dinámicas, la parte de las fuerzas inagotables que la voluntad divina dirige y de donde surgen en ondas incesantes las armonías de la vida y el pensamiento eternales.

Pues bien!- y aquí la cuestión va á tomar una no esperada amplitud la acción ejercida por la potencia creadora sobre el fluido universal para dar vida á sistemas de mundos, va á encontrarla, en manifestaciones más modestas, aunque sometida á leyes idénticas, en la acción del espíritu reconstituyendo las formas pasajeras que han de establecer, á los ojos de los hombres, su existencia y su identidad.

Las mismas nebulosas, agregados de materia cósmica condensada, germen de mundos, que nuestro telescopio nos muestra en el fondo de los espacios, va á aparecer también en la primera fase de las materializaciones de espíritus. Por este camino vemos cómo la experimentación espirita nos conduce á las más amplias consecuencias. La acción del espíritu sobre la materia puede hacernos comprender de qué modo se elaboran los astros y se desenvuelven la obra gigantesca del cosmos.

En la mayoría de las sesiones, se ve primero como un núcleo nebuloso que toma la forma de un huevo, luego desprendimientos fluidos brillantes que surgen de las paredes, de los suelos y aún de las propias personas presentes, aumentan poco á poco de tamaño, se alargan y se convierten finalmente en formas espectrales.

Las materializaciones presentan una gradación infinita. Los espíritus condensan sus formas de modo que sean primeramente vistas por los médium videntes. Estos describen entonces la fisonomía de los
manifestantes, y lo que ellos dicen viene á confirmarlo la fotografía, lo mismo en medio de la claridad del día que á la luz del magnesio. Sabido es que la placa fotográfica es mucho más sensible que el ojo humano. Aumentando un grado más la concentración etérea, se nos ofrece ya más sensible la materialización, y la forma espectral es vista por todos los presentes; entonces se la puede pensar, y es capaz de dejar huellas de su paso y aún quedar moldeada en substancias á propósito.

En todo esto, es preciso que la comprobación sea muy rigurosa, andando precavidos en extremo contra toda causa posible de error ó de ilusión. Conviene recurrir, siempre que sea posible, á buenos aparatos registradores y á la fotografía.

Veamos primeramente, los casos en que se ha podido fijar sobre la placa fotográfica las imágenes de espíritus, invisibles para los que asistían á la sesión. Si bien se han producido, en este orden de hechos, supercherías y abusos numerosos, no es menos cierto, en cambio, que abundan las experiencias y los testimonios realmente serios. Un académico inglés haciendo experiencias en su propia casa, con personas de su familia, obtuvo una fotografía de su madre, en quien una desviación característica del labio constituyó una prueba de identidad indubitable. La aparición antes que terminarse el tiempo de pose fotográfica, y la descripción hecha fue exacta á la fotografía obtenida.

Un pintor célebre por las ilustraciones de la vida de Jesús, obtuvo una prueba fotográfica no menos notable: la fotografía de un grupo compuesto por el cuerpo físico y el cuerpo fluídico de su médium, desdoblado, y luego otro todavía, en que aparecían la de un espíritu desencarnado y la figura del experimentador.

En la primera serie de experiencias, estas investigaciones, obteniéndose toda una serié de cabezas, 
perfiles y formas humanas, vagas primeramente, y luego cada vez con mayor precisión, todas las cuales habían sido previamente descritas por el médium con la mayor exactitud. Algunas veces se operó en medio de la oscuridad, estas manifestaciones no tendrían explicación posible sin la existencia de un fluido ó éter, sustancia moldeada por seres inteligentes invisibles. Esto
presta al fenómeno, según él, un doble carácter á la vez material, en el sentido estricto de la palabra, é intelectual por la intervención de una voluntad que artificialmente moldea esta materia invisible con un objeto bien determinado. A través de la fotografía también se a podido ver la manifestación de entidades de la otra dimensión.

No tan sólo se han producido figuras humanas, sino que testigos declararon haber reconocido en tales figuras la imagen de parientes suyos ya fallecidos. Además, otros han obtenido imágenes, que fueron reconocidas exactas y nunca habían sido fotografiadas durante su vida terrena. Se han obtenido también la imagen de personas difuntas, sin estar presente en la experiencia persona alguna que las hubiese conocido en su vida terrena.

Se ha podido también fotografiar las fases sucesivas de una materialización.  Fotografías, que cuya autenticidad se halla muy por encima de la menor sospecha. Representan las apariciones graduales de una forma de espíritu muy vaga en la primera pose, condensándose luego cada vez más, hasta que se hace visible y al mismo tiempo que impresiona la placa fotográfica.

Recordemos ahora algunos de los casos en que la parición es visible para todos los presentes al mismo tiempo que para el médium, lo cual hace ya imposible toda confusión. El espíritu materializado tiene todas las apariencias de un ser humano; se mueve y anda, habla con las personas presentes y después de haber vivido algunos instantes su propia vida, se desvanece lentamente, se funde, por decirlo así, bajo nuestras miradas.

Había vuelto sobre sus primeras afirmaciones dijo el investigador. Véase en realidad lo que dijo, á propósito de estos fenómenos, en su discurso ante el congreso para el adelanto de las ciencias

Hemos querido reproducir esta descripción para que se vea cuán grande es la potencia de disgregación de la luz sobre las creaciones fluidas temporales y la necesidad de las sesiones obscuras, tan fuertemente censuradas por ciertos críticos sin competencia. Otro caso célebre que
reúne los mejores elementos de certeza y la prueba más concluyente de autenticidad que dirigía un espíritu que se daba á si mismo el nombre de doctor. El fenómeno se completa en éste caso por una serie de pruebas de un carácter por demás persistente. Un centenar de mensajes fueron escritos por ella, bajo los ojos de todos y secretamente señaladas por él, un misterioso aló de luz rodeaba al fantasma, pudo reconocer la mano, los rasgos, los ojos, la frente, los cabellos de la mujer que escribía. Su rostro dice, era de una belleza sobrehumana y me miraba con una expresión de profunda felicidad.

Estos hechos son ya antiguos, y han sido con frecuencia relatados; sin embargo no podíamos dejarlos pasar en silencio, en virtud de su importancia y de la gran popularidad que han tenido. He aquí, ahora, otros hechos más recientes. Ya no se trata tan sólo de formas que aparecen aisladas, Si no de grupos de espíritus materializados, cada uno de los cuales constituye una individualidad distinta de la del médium. Con formas y estaturas diferentes, se muestran conjuntamente, se organizan de un modo gradual, á costa de una sola masa fluidica nebulosa, y luego de pronto se disuelven, después de haber, por algunos instantes, tomado parte en los trabajos y en las conversaciones de los experimentadores.

El doctor Pablo Gibare, director del instituto Pastear de Nueva York, presentó al congreso de 
Psicología de París de 1900, una muy extensa memoria sobre “materializaciones de fantasmas”,

Por él mismo obtenidas en su laboratorio, en presencia de los practicantes que le ayudan habitualmente en sus trabajos de biología. Algunas señoras de su propia familia asistieron también á estas sesiones, con la misión especial de vigilar á una médium, examinando sus vestidos, que eran siempre negros, cuando las apariciones realizadas eran siempre blancas.

Fue tomada en estas experiencias toda clase de precauciones. Sirviéndose de una caja ó jaula metálica sólidamente construida, con una puerta de hierro con cerradura de seguridad. Durante las sesiones, la médium es encerrada en esa caja, cuya llave tiene siempre en sus
manos el doctor. Como complemento de esta caja, sirviéndose en el Instituto de un gabinete enteramente tapizado, del cual hacían uso también algunas veces sin la caja metálica.

Además, se rodea su cuello con una cinta á la que se hace también un fuerte nudo, y los dos extremos de esta cinta pasan luego por dos agujeros hechos en el techo de la estancia y allí sujetos con un doble nudo, fuera enteramente del alcance de la médium, que viste enteramente de negro.

Se baja entonces la luz, aunque no tanto que dejen de verse los objetos.

Enseguida se producen apariciones de brazos, bustos, rostros, primeramente de un modo incompleto. Pronto, sin embargo, suceden á estas formas enteras, siempre vestidas de blanco. Su estatura varía, pues luego de la pequeña niña aparecen fantasmas de gran estatura. También aparecen formas de mujer, esbeltas y graciosas, cuando la médium es persona ya de unos cincuenta años, más bien gorda que delgada. También aparece una forma masculina, muy alta y con grandes barbas. Es Ella, un espíritu de voz fuerte y dura, que reparte á veces sendos puñetazos entre los presentes á la reunión. apretó una vez la mano de ese fantasma, y fue poco á poco fundiéndose entre las suyas.

Todas estas apariciones se forman bajo la mirada de los experimentadores. Distinguiese primeramente un punto nebuloso, brillante y movible, después se alarga en forma de columna y enseguida toma la apariencia de una T. Luego va cambiando y se convierte en el perfil de una mujer cubierta por un velo. Otras veces se dibuja y finalmente se condensa una encantadora figura de mujer joven, graciosa y delicada. Se pasea entre los reunidos, les saluda y estrecha las manos que se le tienden. Después de lo cual deshaces la aparición lo mismo que un castillo de naipes... Por un instante todavía se ve, como surgiendo del suelo, una graciosísima cabeza, después nada. En aquello mismo instante, el doctor Gibare se acerca á la médium y la toca, cerciorándose de que no se ha movido de su sitio y que continua fuertemente atada. Se hace entonces plena luz en el gabinete, son
examinadas las cintas y se ve que están intactas, costando no poco trabajo deshacer los nudos.

Todas estas formas se mueven y hablan reunidos oyen sus voces desde todas los extremos de la sala. En cuanto á los tejidos de que los fantasmas aparecen cubiertos, dicen ellos mismos que los producen con ayuda de elementos que toman de los vestidos de la médium, desmaterializados en parte. En una de las sesiones de un médium el espíritu se formó con su aliento, bajo la mirada de los experimentadores, un ligerísimo tejido de gasa blanca, que fue extendiéndose poco á poco hasta cubrir á todas las personas presentes. Es un ejemplo de creación por la voluntad que viene á confirmar lo que decíamos al principio de este capítulo.

¿De dónde vienen estas apariciones y cuál es su naturaleza? Nos lo dirá: Interrogados los fantasmas, a través del médium declaran ellos mismos que son entidades, personalidades distintas de la médium, espíritus desencarnados que han vivido en la tierra y cuya misión no es otra que demostrarnos la existencia de la otra vida.

Un detalle, tomado entre cien, nos probará que estos espíritus tienen todo el carácter de seres humanos. Todas estas formas. Se nos presentan primero con gran timidez; y es preciso ir ganando poco á poco confianza en la labor que realizamos.